Gameiro firma el definitivo 2-2