El CSKA elimina al Benfica

SL Benfica - PFC CSKA Moskva 1-1 (Global: 1-3)
El tanto en el segundo tiempo de Ignashevich dejó sin opción al equipo luso.

Una gran actuación en el Estádio da Luz, fue suficiente para dar el pase al PFC CSKA Moskva a los octavos de final de la Copa de la UEFA contra un frustrado SL Benfica.

Gol del pase
Un saque de falta ensayada de Sergei Ignashevich sentenció la eliminatoria en el segundo tiempo, en lo que fue una recompensa excesiva para los méritos del conjunto ruso, que ganó 2-0 el partido de ida. Azar Karadas que no salió desde el inicio, marcó el gol del empate, que dio algo de emoción al conjunto local en los últimos 25 minutos.

Cambios en el equipo
Pese a mantener la posesión del esférico durante muchos periodos en Rusia y no lograr nada positivo hace una semana, el entrenador Giovanni Trapattoni respondió haciendo un solo cambio, esperando que el factor campo tuviera efecto. El defensa griego Panagiotis Fyssas comenzó el partido en lugar de Manuel Dos Santos por la izquierda, mientras que Yuri Zhirkov regresó al centro del campo del CSKA tras causar baja por sanción.

Primera ocasión
Como era de esperar el Benfica comenzó de forma brillante y buscaron el gol que podía haber puesto a tiro la eliminatoria. Pero la afición de las Águilas tuvo que esperar 15 minutos hasta que el conjunto local realizó su primer remate a puerta, tras un barullo en el borde del área Manuel Fernandes tuvo una oportunidad de remate que encontró a Igor Akinfeev con buenos reflejos.

El CSKA resiste
Pero mientras el Benfica intentaba tomar el control del partido, los hombres de Gazzaev se hicieron con el partido. Tras campear la tormenta inicial, anularon cualquier ocasión peligrosa por parte del Benfica. Y casi sentencian el partido cuando un tiro de Daniel Carvalho a los 23 minutos rebotó y acabó en el fondo de las mallas, pero fue anulado por fuera de juego.

Más acoso
La frustración del Benfica continuó, pero sus ataques fueron siempre bloqueados por la defensa del CSKA, aumentando las posibilidades de los delanteros a la contra. Vágner Love, aislado en la delantera, acosó a la defensa del Benfica cada vez más según avanzaba el partido. Para el Benfica la única ocasión antes del descanso llegó con un remate lejano que Akinfeev detuvo sin problemas.

Gol a domicilio
Los meritos del CSKA fueron recompensados con un buen gol en el inicio de la segunda mitad. La alegría de Gazzaev fue evidente al ver como una jugada ensayada en los entrenamientos salió a la perfección. Evgeni Aldonin engaño a todos en el lanzamiento de falta, dando al capitán Ignashevich la oportunidad de enviar el balón a la escuadra en un valioso gol a domicilio.

Rayo de esperanza
Cuando el partido parecía perdido, Trapattoni realizó todos sus cambios, y a los cinco minutos su apuesta dio sus frutos. Karadas marcó, a la hora de partido, al rematar un saque de esquina de Petit superando al joven portero en el segundo palo.

El CSKA aguanta
Pero con solo 25 minutos por jugar y el hecho de tener que marcar tres goles, el optimismo del gol acabó pronto al no mostrar debilidad el CSKA. Ahora se medirán al FK Partizan en los octavos el 10 y 17 de marzo. Las esperanzas del Benfica de jugar la final en Lisboa se han acabado.