El Austria no da por perdida la eliminatoria

El equipo vienés aborda el partido contra el Zaragoza con mucha confianza tras ganar el derbi de la capital el domingo.

El FK Austria Wien viaja a tierras aragonesas para disputar el partido de vuelta de octavos de final de la Copa de la UEFA frente al Real Zaragoza, con la moral por las nubes tras la victoria en el derbi contra el SK Rapid Wien.

Buena racha
Un solitario gol de Sigurd Rushfeldt aseguró al Austria su 15º partido sin perder en el derby de la capital austriaca. Además del centrocampista checo Štepán Vachoušek, cuya sanción le descarta para el partido del jueves, el Austria podría prescindir también de Vladimír Janocko, lesionado en los ligamentos de la rodilla.

Un equipo confiado
La victoria del fin de semana ha dado al equipo mucha confianza: "Ganar el derbi nos ha dado fuerza y confianza. Desgraciadamente perdimos varias oportun¡dades de obtener un mejor resultado ante el Zaragoza en la ida", manifestó el centrocampista Markus Kiesenebner.

Palabras del entrenador
El entrenador Lars Söndergaard se muestra más cauteloso, aunque confía en lograr la clasificación: "Con el 0-0 en el marcador el Zaragoza podría ponerse nervioso. Ellos saben que nosotros podemos marcar y quien sabe si lo haremos en el último minuto", matizó el técnico.

Zapater, en el once
El tanto de Gabriel Milito en el minuto 33 contra el Sevilla FC, que también disputa la Copa de la UEFA, permitió al Zaragoza abordar el partido del jueves con más confianza. El equipo maño, que empató a uno en Viena la semana pasada, sigue undécimo en la tabla pese a la victoria del domingo en Nervión. Alberto Zapater, que cumplió su sanción, debería ser titular mientras que el central César Jiménez sigue siendo baja por lesión en los ligamentos de la rodilla.

El público, fundamental
El centrocampista David Generelo espera impaciente el partido de esta noche y espera que en La Romareda haya un ambiente de una gran noche europea: "Confío en que vengan muchos aficionados porque es el partido más importante del año para nosotros. Necesitamos el aliento del público. Con ellos nuestro trabajo será mucho más fácil".