No pudo ser, el Zaragoza no estará en cuartos

Real Zaragoza – FK Austria Wien 2–2 (Global: 3-3)
Los dos goles austriacos lastraron a los jugadores maños.

Por Javier Bielsa en La Romareda

Al Real Zaragoza le pesaron demasiado los tempraneros dos goles que marcó el FK Austria Wien. Lo intentó y rozó la remontada, marcó otros dos goles y empató el partido, pero necesitaba la victoria debido al valor doble de los goles en campo contrario. No lo consiguió y no estará en la siguiente ronda.

Mal comienzo
La primera parte comenzó muy mal para los maños, que no salieron concentrados en defensa. Dos goles en los primeros minutos pusieron en evidencia su sistema defensivo. Libor Sionko botó dos faltas desde la izquierda que terminaron en gol. El primero lo marcó Saša Papac en el minuto ocho cuando el balón se coló entre las piernas de Luís garcía. Tres minutos después, desde casi el mismo lugar, Sionko dejó un buen balón a Tosin Dosunmu que marcó el segundo.

El Zaragoza se va arriba
Con los dos goles y después de unos minutos de descontrol, el Real Zaragoza se volcó desesperado en el campo del equipo visitante. Creó ocasiones de peligro, más por el corazón y la raza que por el buen juego, pero no consiguió marcar ningún gol. En el minuto 30 Joseph Didulica salió del área y arrolló a un jugador zaragocista, con lo que se llevó la tarjeta roja y su equipo se quedó con diez. Los blanquillos continuaron atacando sobre la portería austriaca, sobre todo David Villa y Sávio Bortolini, que eran los más activos en el Zaragoza, pero el primer tiempo terminó sin que pudieran batir a Szabolcs Safar que había salido por Didulica.

Asedio maño
El Real Zaragoza tenía que hacer tres goles en cuarenta y cinco minutos para poder pasar a la siguiente ronda de la Copa de la UEFA. Los maños comenzaron con esta premisa clara y cercaron el área austriaca. Pero el orden defensivo de los austriacos les permitió resistir el asedio los primeros minutos.

Esperanza para el Zaragoza
El Zaragoza obtuvo su premio en una jugada de estrategia ensayada. Villa marcó en el minuto 58 el primer gol maño dando alas a su equipo. Cuatro minutos después un disparo de Galletti batió a Safar y el Real Zaragoza empezó a creerse que podía llegar a la siguiente ronda. A partir de entonces el partido sólo se jugaba en el medio campo austriaco. Víctor Muñoz puso toda la carne en el asador y sacó a todos los delanteros de los que disponía.

No pudo ser
El tiempo se acababa y los maños no terminaban de remontar. Las ocasiones de gol eran todas de los aragoneses. El Austria solamente asustó un poco en el minuto 85 pero Luís García hizo dos buenas paradas que aún daban esperanzas al Zaragoza. El asedio blanquillo continuó buscando el milagro sin obtener recompensa hasta que finalizó el encuentro. El Austria estará en la siguiente ronda de la Copa de la UEFA.