El Madrigal, un auténtico fortín

El Villarreal espera seguir con su racha de ocho victorias consecutivas en casa en competiciones europeas.

El Villarreal CF afronta su partido número 45 en competición europea después de tres temporadas en la Copa de la UEFA con la clasificación para la UEFA Champions League en el horizonte gracias a su magnífica trayectoria en liga. Pero en los 44 partidos que han precedido a su enfrentamiento ante el AZ Alkmaar, nunca se ha encontrado a un rival tan fuerte como el holandés, que vuela alto en la liga de su país.

El Villarreal es el club que mejor trayectoria lleva de todos los participantes en la Copa Intertoto de la UEFA. El equipo castellonense ha disputado 22 encuentros en esta competición, con 11 victorias, nueve empates y sólo dos derrotas, anotando 30 goles y encajando tan sólo 13. En la pasada temporada, el cuadro levantino alcanzaba incluso las semifinales de la Copa de la UEFA, en la que caería ante sus vecinos, y posteriormente campeones, el Valencia CF, y parece que esta temporada podrían repetir esa misma trayectoria exitosa. La racha del Villarreal en la Copa de la UEFA es digna de elogio, ya que en 22 encuentros disputados han vencido en 11 ocasiones, cosechando ocho empates y sólo tres derrotas, con un balance de goles de 33-12 a su favor.

El sueño del Alkmaar de alcanzar la final de la Copa de la UEFA por primera vez desde 1981 podría ser factible si los holandeses consiguen ser el primer equipo europeo en derrotar al Villarreal en El Madrigal esta temporada, ya que en las ocho anteriores visitas de equipos inmersos en competiciones europeas (incluido todo un campeón de Europa como el FC Steaua Bucuresti), nadie ha conseguido ni siquiera lograr un empate. Como coincidencia, destacar que el Steaua fue el rival al que eliminó el FC Barcelona en la Copa de la UEFA de la temporada 1977/78 en la eliminatoria anterior a enfrentarse al Alkmaar, en el único enfrentamiento del equipo holandés ante un rival español en toda su historia.

Aquella eliminatoria se decidió en los penaltis, con los jugadores holandeses del Barça siendo los verdugos de sus compatriotas del Alkmaar. El encuentro de ida en los Países Bajos concluyó con empate a uno, con un tanto del internacional holandés del Barcelona Johan Neeskens contrarrestando el gol inicial del Alkmaar, marcado por Kristen Nygaard. El partido de vuelta en el Camp Nou también finalizó con 1-1, con Kees Kist consiguiendo el empate en el minuto 69 tras adelantarse en el marcador el Barcelona por mediación de Carlos Rexach de penalti. El autor del gol holandés en el partido de ida, Nygaard, falló su penalti, mientras que el mejor futbolista holandés de todos los tiempos, Johan Cruyff, anotó la pena máxima decisiva para el conjunto catalán.