El Alkmaar noquea al Villarreal

Villarreal CF - AZ Alkmaar 1-2
Los holandeses se llevaron un gran botín en un partido en el que Riquelme falló un penalti.

Por Luis F. González desde El Madrigal

El Villarreal CF tiene muy complicada su continuidad en la Copa de la UEFA después de perder por 1-2 ante el AZ Alkmaar en el partido de ida de los cuartos de final gracias a los tantos de Denny Landzaat y Robin Nelisse por parte de los holandeses, mientras que por los locales anotó Juan Román Riquelme, que también falló un penalti.

Landzaat derriba el muro
El partido comenzó de la mejor manera posible para un conjunto holandés que salió al Madrigal sin complejos y a jugarle de tú a tú a los hombres que entrena Manuel Pellegrini. Sin hacer grandes alardes se puso por delante en el marcador a los 11 minutos de juego, gracias a un gol de Denny Landzaat desde la frontal del área. Objetivo cumplido para los de Co Adriaanse. El tanto de Lanzdzaat acabó con la gran racha del Villarreal europeo en casa, que no había encajado un gol en los últimos 17 partidos en su feudo.

Riquelme devuelve el golpe
El Villarreal no tardó en reaccionar tras el mazazo de Landzaat porque a los dos minutos y sin apenas tiempo para que su rival saboreara el resultado, la sociedad que forman Lucho Figueroa y Juan Román Riquelme dio sus frutos. Una pared en la frontal del área acabó con un intencionado disparo de Riquelme que devolvió la igualdad al marcador. El encuentro se jugaba con una gran intensidad entre dos equipos muy parecidos en su estilo de juego y con ideas netamente ofensivas.

Timmer toma protagonismo
El portero del Alkmaar, Henk Timmer, fue el gran protagonista antes de llegar a la media hora del encuentro al detenerle un penalti a Riquelme. El argentino lo tiró a la izquierda del portero y éste adivinó las intenciones con una gran estirada. La pena máxima la cometió Jan Kromkamp al derribar a Figueroa. El partido era un toma y daca entre dos equipos que a la mínima ocasión buscaban el pase vertical al espacio.

El Villarreal crece
Los de Manuel Pellegrini, poco a poco, fueron comiendo terreno a su rival y sin llegar a ahogarlo, al menos le cortaron las alas con las que salieron de inicio. La buena labor del centro del campo amarillo llevó al conjunto holandés a perder presencia en el encuentro. Riquelme tomó las riendas definitivamente de su equipo y del partido para manejarlo a su antojo.

El Alkmaar se repliega
El paso por el vestuario cambió el tono del partido porque el equipo holandés apostó por jugar a la contra y dar más espacios a su rival. Los de Adriaanse intentaron aprovecharse de la necesidad del Villarreal de marcar de cara al partido de vuelta, por lo que se esmeraron más en defensa. Pellegrini buscó ideas nuevas con la entrada de Santi Cazorla a la hora de partido por un Juan Pablo Sorín que aportó poco en el choque.

Nelisse se alía con la fortuna
El partido se puso feo para el Villarreal. El rácano juego de los visitantes, que jugaban con el reloj y con el resultado, obligó al Villarreal a tener demasiadas prisas por buscar la portería de Timmer. En una jugada aislada a falta de un cuarto de hora para acabar, Robin Nelisse supo estar en el momento oportuno y en el lugar correcto para aprovechar un rechace de José Manuel Reina y marcar el 1-2. Los de Pellegrini tendrán que protagonizar una machada en Holanda.