2005/06: Un título 58 años después

2005/06: Un título 58 años después
2005/06: Un título 58 años después ©UEFA.com

Middlesbrough FC - Sevilla FC 0-4
(Luis Fabiano 27', Maresca 78' 84', Kanouté 89')
PSV Stadion, Eindhoven

Casi 60 años después de ganar su último gran título, el Sevilla FC se coronó a lo grande conquistando la Copa de la UEFA 2006 tras derrotar por 4-0 al Middlesbrough FC en la final disputada en Eindhoven, lo que suponía su primer galardón en Europa. El último trofeo de los hispalenses databa de 1948 cuando ganó la Copa de España.

Los aficionados del Sevilla aumentaron la temperatura de Eindhoven creando un ambiente espectacular en las horas previas a la gran final. Ya en el partido, Luis Fabiano comenzó la fiesta marcando de cabeza el primer gol de su equipo en el PSV Stadium. Y el delirio llegó en la segunda mitad en la que llegaron los goles de Enzo Maresca por partida doble y Frédéric Kanouté, que le daban el título a lo grande al conjunto dirigido por Juande Ramos.

La otra cara de la moneda era el Middlesbrough, que no encontró premio a su fantástica campaña. No perdió un partido ni en primera ronda ni en toda la fase de grupos. Después eliminó a VfB Stuttgart y AS Roma y se plantó en cuartos de final, donde tuvo dos eliminatorias dramáticas ante FC Basel 1893 y FC Steaua Bucuresti, en las que remontó tres y cuatro goles en contra, respectivamente.

Massimo Maccarone fue el autor en ambas eliminatorias del gol del triunfo, lo que permitió al Middlesbrough meterse por primera vez en una final europea en su segunda participación. El entrenador era Steve McClaren, actual seleccionador de Inglaterra, pero en Eindhoven el que se llevó el gato al agua fue su homólogo en el banquillo rival, el técnico Juande Ramos.

El Sevilla superó la fase de grupos como campeón, para después dejar en la cuneta a FC Lokomotiv Moskva y LOSC Lille Métropole. En cuartos, dos goles de Javier Saviola contribuyeron a la victoria en el encuentro de ida por 4-1 sobre el FC Zenit St. Petersburg que encarriló el pase a semifinales, donde esperaba el FC Schalke 04 alemán. El Sevilla, que se encontraba por aquel entonces celebrando su centenario, logró un empate sin goles en Gelsenkirchen. En el partido de vuelta llegó el delirio en la prórroga cuando Antonio Puerta logró el tanto que metía a su equipo en la final de la Copa de la UEFA. Las celebraciones continuaron hasta el citado partido de Eindhoven, donde se puso el broche final.