Echa un vistazo a cinco pasos de los que informa la Organización Mundial de la Salud y la FIFA para ayudar a detener la propagación del COVID-19.

1. Lavarte las manos 2. Toser con el codo flexionado 3. No tocarte la cara 4. Mantener una distancia física
5. Quedarte en casa si no te encuentras bien
Más información >

 

Schaaf espera repetir la experiencia

Tras obtener la Bundesliga como entrenador y jugador con el Werder Bremen, el técnico germano espera poder emular esa gesta guiando a su equipo a su primer título europeo desde la Recopa de la UEFA de 1992.

Thomas Schaaf (Werder Bremen)
Thomas Schaaf (Werder Bremen) ©Getty Images

Mientras Thomas Schaaf prepara a su equipo del Werder Bremen para la final de la Copa de la UEFA del miércoles, reconoce saber por lo que están pasando sus jugadores en estos momentos. Como defensor, Schaaf participó en una final europea con el club, y 17 años más tarde espera un idéntico final.

"Especial"
El Bremen derrotó al AS Monaco FC por 2-0 en Lisboa el 6 de mayo de 1992 para obtener la Recopa de la UEFA, el único título continental del club, con Schaaf saliendo desde el banquillo para ayudar a ganar el trofeo. Es una experiencia que nunca olvidará y que pronto podría repetir en su papel de entrenador. "Se trata de algo absolutamente especial. Como jugador tuve la oportunidad de saber lo que se siente con un trofeo como éste en tus manos. Es por lo que trabajan todos los jugadores, y como entrenador estoy igual de comprometido con este objetivo. El miércoles podremos ver a dos equipos muy fuertes dando lo máximo en busca de la victoria. Si lo conseguimos será genial. Como técnico siempre quieres vivir esta experiencia", explicó Schaaf.

Mes inolvidable
En caso de conseguir su objetivo, será el punto culminante de un mes inolvidable. Schaaf cumplió 48 años el 30 de abril, el mismo día en que el Bremen se enfrentaba al Hamburger SV en el choque de ida de las semifinales, y menos de una semana después el técnico celebraba su décimo aniversario como entrenador llevando al Bremen a la final. Schaaf ya había guiado al Bremen hasta la final de la Copa germana dos semanas antes con su victoria sobre el Hamburgo en el primero de los cuatros enfrentamientos ante sus rivales del norte de Alemania en 19 días, que culminaron con el final de las esperanzas de título del Hamburgo tras el triunfo del Werder por 2-0 por la Bundesliga. Los resultados han cimentado la categoría de héroe de Schaaf, en un club en el que durante mucho tiempo ha sido el alma y el corazón.

“Buenos y malos momentos”
Hombre de club y entrenador con más temporadas en el banquillo de un club de la Bundesliga, Schaaf llegó al Bremen desde muy joven y tras ganarse un puesto en el primer equipo, jugó 262 encuentros del campeonato alemán durante los 17 años que pasó como jugador. Ganó el trofeo de la Bundesliga con el Bremen en 1993 y hace cinco años lo logró como entrenador. Ahora, espera repetir la hazaña en competición europea. "Esta temporada hemos tenido buenos y malos momentos", comentó. "Nos hemos sentido decepcionados en dos ocasiones y en la Bundesliga no nos han salido las cosas como queríamos, pero estamos clasificados para dos finales y nos jugamos un título internacional, lo que es positivo. Algunos suelen soñar con una oportunidad como esta. Podemos hacer algo extraordinario. El equipo se merece muchos elogios", añadió.

Emociones
Schaaf hace esto, pero dada su naturaleza discreta, seguro que no es lo que está buscando. No hubo celebraciones por su cumpleaños antes del partido de ida frente al Hamburgo y ningún gesto público tras cumplir diez años en el banquillo del Bremen el 10 de mayo. Hacia el exterior, Schaaf parece controlar sus emociones, pero no hay duda de lo mucho que significaría para el técnico lograr el torneo. "Estar aquí conlleva una gran y enorme felicidad, pero la distancia entre la alegría y la decepción puede ser extrema. Por supuesto que sería un gran momento de alegría y de felicidad para nosotros si se gana", sentenció. Y exactamente, esto es lo que han vivido en más ocasiones Schaaf y el Werder Bremen desde que se unieron en sus caminos.

Arriba