UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

Carragher confía en la remontada

El central inglés piensa que el Liverpool puede recuperarse tras la derrota en la ida ante el Benfica y estar en las semifinales de la Europa League. "Un 2-1 a domicilio en Europa no es un mal resultado".

Jamie Carragher confía en la recuperación del Liverpool
Jamie Carragher confía en la recuperación del Liverpool ©Getty Images

A pesar de la derrota en el partido de ida, el Liverpool FC espera superar este jueves al SL Benfica por un lugar en las semifinales de la UEFA Europa League, y el defensa Jamie Carragher sospecha que el tanto marcado a domicilio en Lisboa podría resultar determinante.

El conjunto de Rafael Benítez cayó por 2-1 en la capital lusa después de ponerse por delante a los nueve minutos a través de Daniel Agger, y tras jugar más de una hora con un hombre menos por la expulsión de Ryan Babel. Después de perder por la mínima en su visita al LOSC Lille Métropole antes de imponerse por 3-0 en Anfield en la ronda anterior, Carragher siente que los reds pueden considerarse a sí mismos en una buena situación.

"Fue bueno conseguir el tanto a domicilio en el partido de ida, pero tenemos que aprovecharlo en casa para hacerlo valer. Por el momento estamos por detrás, pero un triunfo por 1-0 es suficiente para nosotros en nuestro estadio, y si podemos lograrlo, entonces el tanto anotado en Lisboa habrá resultado fundamental", dijo el experimentado central inglés.

Sin embargo, necesitarán seguir alerta, porque el Benfica sólo ha permanecido sin marcar en uno de sus 13 partidos en Europa esta campaña, y venció 0-2 en su anterior visita a la ribera del Mersey cuando se enfrentó al Everton en noviembre. Por su parte, el Liverpool ha sufrido derrotas en casa esta campaña ante Olympique Lyonnais y ACF Fiorentina, aunque Carragher cree que él y sus compañeros hicieron todo lo que pudieron en el partido de ida en Lisboa.

"Estamos decepcionados, pero aún hay mucho por jugar. Sólo ha pasado la mitad de la eliminatoria. El plan era mantener un partido igualado y marcar un gol. Conseguimos marcar pronto, pero obviamente después la expulsión tuvo un claro impacto en el partido. Ellos jugaron una hora con un hombre más, y eso fue complicado para nosotros, por eso, aunque es decepcionante, un 2-1 fuera de casa en Europa no es un resultado tan malo", explicó el jugador de 32 años.