Echa un vistazo a cinco pasos de los que informa la Organización Mundial de la Salud y la FIFA para ayudar a detener la propagación del COVID-19.

1. Lavarte las manos 2. Toser con el codo flexionado 3. No tocarte la cara 4. Mantener una distancia física
5. Quedarte en casa si no te encuentras bien
Más información >

 

Empate de oro para el Fulham

Hamburger SV - Fulham FC 0-0
La gran actuación de Schwarzer permitió al equipo inglés rescatar un resultado positivo en Alemania.

Dickson Etuhu (Fulham FC) y Paolo Guerrero (Hamburger SV)
Dickson Etuhu (Fulham FC) y Paolo Guerrero (Hamburger SV) ©Getty Images

El Hamburger SV mostró en la UEFA Europa League el mismo mal momento de forma que atraviesa en la Bundesliga y no pudo pasar del empate a cero ante un Fulham FC que si bien hizo muy poco por llevarse una victoria de Alemania, si demostró capacidad de sacrificio para mantener su puerta a cero.

El conjunto alemán no pudo contar de inicio con una de sus máximas figuras, el ariete croata Mladen Petrić, pero si jugó de inicio el holandés Ruud Van Nistelrooy, que en el primer minuto tuvo una internada peligrosa que no llegó a rematar. Si remató bien Piotr Trochowski en el que fue el primer disparo del partido, lanzamiento que se marchó rozando el poste izquierdo de Mark Schwarzer.

El Fulham no enseñó los dientes hasta el cuarto de hora. Y fue el húngaro Zoltan Gera, sobresaliente durante toda la Europa League, el que disparó por primera vez con peligro sobre el marco de Frank Rost. El equipo de Roy Hodgson no se encontraba cómodo y le costaba mucho llegar a las cercanías del área local, cosa que no le ocurría al Hamburgo. El conjunto alemán dominaba el juego y elaboraba relativamente cómodo hasta la frontal del equipo del oeste de Londres.

Pese al control germano, la zaga inglesa se mantenía sólida gracias a la intensa ayuda de los centrocampistas. Hombres como Danny Murphy o Damien Duff se sacrificaron durante toda la primera mitad para evitar que los hombres del Hamburgo, y en especial un inspirado Zé Roberto, atacasen cómodamente y con superioridad numérica. Sólo Jonathan Pitroipa consiguió en un par de ocasiones penetrar las líneas del Fulham gracias a su velocidad, pero en ninguna de sus internadas logró sacar remates que inquietasen al guardameta australiano Schwarzer.

La segunda parte se inició con más intensidad por parte del equipo visitante. De hecho, en los primeros minutos se pudo ver el primer disparo, aunque lejano y desviado, de Bobby Zamora en todo el partido. Pocos instantes después, el ariete inglés tuvo que se sustituido por lesión y Clint Dempsey salió en su lugar. Mientras, Hodgson adelantaba las líneas y eso hizo que el partido se animará notablemente al aparecer más espacios.

La salida del estadounidense dio otro aire al ataque del Fulham, como quedó demostrado en una rápida contra en el minuto 59. Zamora estaba más estático y muy marcado, pero Dempsey aportó más dinamismo y una combinación con el húngaro Gera a punto estuvo de adelantar a los visitantes. Poco a poco el Fulham se sentía más cómodo y crecían las dudas en el equipo de Bruno Labbadia, que no en el descarado Pitroipa.

El extremo de Burkina-Faso encaraba cada vez que cogía el balón, y en el minuto 70 obligó a Schwarzer a hacer una de las mejores intervenciones del partido junto con la que hizo un minuto después tras un potente disparo lejano de Trochowski. Y es que el Hamburgo pareció reaccionar tras pasar unos minutos dormido y comenzó a asediar la portería del Fulham con insistencia.

Pero el empuje final de los germanos no tuvo recompensa y tendrán que viajar a Craven Cottage con un resultado realmente peligroso. Resultado, por otra parte, merecido para un Fulham que hizo un despliegue defensivo espectacular en donde destacó el sacrificio incansable de todos sus jugadores en beneficio del equipo.

Arriba