Echa un vistazo a cinco pasos de los que informa la Organización Mundial de la Salud y la FIFA para ayudar a detener la propagación del COVID-19.

1. Lavarte las manos 2. Toser con el codo flexionado 3. No tocarte la cara 4. Mantener una distancia física
5. Quedarte en casa si no te encuentras bien
Más información >

 

Hodgson alaba la gesta del Fulham

El técnico, exhausto tras el encuentro, reconoció que el equipo inglés "ha entrado en la historia" después de remontar su partido frente al Hamburgo y lograr un puesto para su primera final europea.

Aaron Hughes y Aaron Hughes (Fulham FC)
Aaron Hughes y Aaron Hughes (Fulham FC) ©Getty Images

El delantero del Fulham FC, Bobby Zamora, admitió que "esos diez minutos parecían no terminar nunca" después de que el conjunto del oeste de Londres remontase su encuentro ante el Hamburger SV y lograse un puesto en la primera final de la UEFA Europa League.

"Estoy repleto de alegría. No hemos tenido un camino fácil, nos hemos enfrentado a grandes equipos incluyendo esta noche a un rival muy bien organizado. Pero nuestro deseo y compañerismo ha prevalecido de nuevo, logramos el resultado que queríamos. No tengo palabras", declaró el atacante. Zamora vio el final del encuentro desde el banquillo, ya que se tuvo que retirar antes de tiempo por problemas en el tendón de Aquiles, cuando los visitantes dominaban en el marcador, merced al tanto de Mladen Petrić de falta.

"Su gol de lanzamiento de falta ha sido una obra maestra. Nos dejó noqueados pero el técnico nos dijo durante la charla del descanso que debíamos continuar jugando, llamando a su puerta, y así conseguimos nuestra meta", admitió Simon Davies. Precisamente fue el galés quien lo logró, al controlar de espuela un envío de Danny Murphy antes de deshacerse del defensa y batir al portero rival. Siete minutos más tarde, Zoltán Gera marcó el segundo a la salida de un córner lo que permite al Fulham, en su segunda campaña europea de su historia, meterse en la final del 12 de mayo, donde se enfrentará al Club Atlético de Madrid.

Para Davies, la presencia en Hamburgo depende en gran parte a un hombre: Roy Hodgson. El entrenador de 62 años cogió al equipo en diciembre de 2007, cuando el Fulham peleaba por no descender en la Premier League, una lucha en la que salió victorioso en la última jornada del campeonato. Dos años y medio más tarde, están a un sólo encuentro de lograr un trofeo europeo.

"Ha estado a un gran nivel desde que entró por la puerta, aportando todos sus conocimientos y mostrándonos cómo quería jugar. Somos muy incómodos para el rival, somos compactos en ataque y en defensa. Ahora esperamos dar un paso más y traer el trofeo a casa", añadió Davies.

La última palabra, sin embargo, debe corresponder a Hodgson. "Ellos me han cuidado mucho durante estos dos años y medio", comentó el ex técnico del FC Internazionale Milano, cuyo equipo endosó cuatro tantos a la Juventus después de dejar fuera al vigente campeón de la Copa de la UEFA, el FC Shakhtar Donetsk, en los últimos dos meses.

"Después de empezar perdiendo, creo que hemos logrado entrar en la historia. El ambiente durante el partido es algo que nunca olvidaré. Ahora estoy exhausto aunque no podría estar mas contento", sentenció orgulloso el técnico del Fulham, brillante finalista de la UEFA Europa League.

Arriba