El regreso del fútbol: UEFA está preparando una vuelta segura de sus competiciones de élite.
Más información >

 

El PSV se da un homenaje

PSV Eindhoven - Trabzonspor AŞ 4-1 (Global: 6-2)
El conjunto holandés accedió a los octavos de la Europa League tras un nuevo triunfo ante el Trabzonspor.

Tim Matavž fue uno de los goleadores del PSV
Tim Matavž fue uno de los goleadores del PSV ©Getty Images

El PSV Eindhoven accedió a los octavos de final de la UEFA Europa League de la mejor forma posible, con comodidad y desplegando un fútbol alegre que desarboló al Trabzonspor AŞ. El conjunto holandés ya había vencido en Turquía, pero este factor no relajó a los de Eindhoven, muy metidos en el encuentro desde el primer minuto y con una clara vocación ofensiva. Tendrá que tener cuidado el Valencia CF, próximo rival de los holandeses.

Con el 1-2 favorable del partido de ida muchos equipos habrían tirado de conservadurismo para asegurar el pase, pero no lo hizo así el PSV, un equipo que encaja como un guante en la escuela holandesa: un 4-3-3 con jugadores técnicos de gran trato al balón y buen gusto. Kevin Strootman, Dries Mertens, Ola Toivonen y Tim Matavž fueron demasiado para un equipo turco que apenas mostró resistencia.

Aún así, fue el Trabzonspor el primero en llevar peligro con una preciosa combinación que Olcan Adın, el mejor visitante, culminó al cuerpo de Andreas Isaksson. La jugada resultó crucial, porque a partir de ese momento el PSV se vino arriba y marcó tres goles antes del descanso. Tras los disparos iniciales de Jetro Willems y Toivonen, el conjunto holandés estrenó el marcador desde el punto de penalti con un derribo de Ondřej Čelůstka sobre Mertens, que transformó el propio holandés en el 15'.

A la media hora un centro de Mertens encontró el cabezazo inapelable de Tim Matavž que dobló la ventaja y en el 38' Strootman llevó el tercer tanto al marcador tras una preciosa triangulación que define la esencia de su juego. El PSV fue un torbellino en esta primera parte, y el Trabzonspor sólo pudo salir de él en el 43', cuando Burak Yılmaz demostró su olfato goleador y redujo distancias.

Pero si el equipo turco guardaba alguna esperanza, ésta se diluyó un minuto después. Poco antes del descanso Tolga Zengin cometió un grave error en el pase y cedió el esférico a Strootman, que remató. El balón tocó en la mano del guardameta fuera del área, lo que le valió su expulsión. Con un jugador más, la segunda parte fue un paseo para el PSV, que redondeó su actuación con un nuevo tanto de Matavž. El Valencia tendrá que tener cuidado en los octavos de final.

Arriba