UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

Jönsson es optimista

Tras lograr un empate 1-1 la semana pasada ante el Servette, el Rosenborg tiene confianza para afrontar el partido de ida de la tercera ronda de clasificación de la UEFA Europa League.

Jan Jönsson, entrenador del Rosenborg
Jan Jönsson, entrenador del Rosenborg ©Getty Images

Tras lograr un empate 1-1 la semana pasada ante el Servette FC, el Rosenborg BK tiene confianza para afrontar el partido de ida de la tercera ronda de clasificación de la UEFA Europa League.

En la segunda eliminatoria europea del Servette en los últimos diez años, el tanto de Jérôme Schneider en el 68’ parecía que le daría el triunfo por la mínima al conjunto suizo, pero el delantero del Rosenborg Bořek Dočkal logró su quinto tanto en la campaña de clasificación para lograr el empate definitivo.

Y aún tuvo Markus Henriken una oportunidad en el tiempo añadido de dar la victoria a los noruegos, pero su intento se marchó fuera por poco. Aun así, el técnico Jan Jönsson no tiene dudas sobre qué equipo parte con ventaja en la vuelta.

"Estamos jugando de manera muy sólida ahora mismo, y afrontamos el choque ante el Servette con ventaja. Creo que fuimos mejores en la ida. Creamos el doble de ocasiones que ellos. Espero que podamos repetirlo enLerkendal", comentó Jönsson.

El fin de semana trajo más alegría para el Rosenborg tras su victoria ante el Aalesunds FK 3-0 para consolidar su tercera plaza en la liga. La visita del Servette será el cuarto partido del club en diez díaz, aunque de momento no hay señales de fatiga en el equipo. "El equipo parece estar muy fuerte tanto física como mentalmente, así que eso no será problema. Mientras los resultados nos acompañen, a los jugadores no parece afectarles", declaró Jönsson.

El Servette también llega a este partido a buena lid tras sumar su primer punto en el campeonato local el domingo cuando empataron a uno ante el BSC Young Boys, que a su vez recibe al Kalmar FF el jueves.

El centrocampista Simone Grippo vio una tarjeta roja en el tiempo de descuento, pero aún así, sólo sacó cosas positivas del encuentro. "Tenemos que imponer nuestro juego en el primer tiempo, jugamos muy bien en ese momento. Poco a poco nos vamos acostumbrando al ritmo de juego tanto en la liga como en Europa", puntualizó Grippo.

En un aprendizaje que va poco a poco, y tras estar muy cerca de asegurar la ventaja en el partido de ida, el centrocampista Mike Gomes sabe que el Servette no debe bajar la cabeza. "Tenemos que ser positivos. Aún tenemos una oportunidad", afirmó Gomes

"Seguro, una victoria 1-0 nos habría puesto en una mejor posición, pero aún podemos lograrlo en este partido. Debemos mejorar algunos detalles y mantener la concentración después de marcar. Después el equipo debería estar listo para el Trondheim", concluyó.