UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

Frustrante empate para empezar

Athletic Club - Hapoel Kiryat Shmona FC 1-1El Athletic lo intentó todo, pero no pudo pasar de las tablas en la primera jornada del Grupo I de la UEFA Europa League.

Markel Susaeta (Athletic Club) y Dušan Matović (Hapoel Kiryat Shmona FC) pugnan por un balón
Markel Susaeta (Athletic Club) y Dušan Matović (Hapoel Kiryat Shmona FC) pugnan por un balón ©AFP/Getty Images

El Athletic Club no pudo pasar del empate 1-1 ante el Hapoel Kiryat Shmona FC en el primer partido del Grupo I de la UEFA Europa League. El conjunto israelí se adelantó en el marcador, y Markel Susaeta empató para los locales. Los de Marcelo Bielsa lo intentaron todo en la segunda parte, pero un inspirado Daniel Amos evitó la remontada. 

Para concienciar a los suyos de la importancia del choque a pesar del desconocimiento general del rival, Bielsa decidió apostar por los mismos jugadores con los que venía contando recientemente. A destacar la titularidad en el lateral izquierdo de Xabi Castillo por el lesionado Íñigo Pérez, y la presencia en el eje de la zaga de Fernando Amorebieta y Carlos Gurpegi. En ataque, Aritz Aduriz era la referencia, con Fernando Llorente esperando su oportunidad en el banquillo.

La primera ocasión cayó del lado local en el 8’, con un disparo de Óscar de Marcos con la izquierda que detuvo Amos sin mayores problemas. El Athletic dominaba los primeros compases del choque y trataba de profundizar por los costados, con Susaeta e Isma López bien abiertos. Pero en el 14’ se adelantó el equipo visitante para sorpresa general. Rochet, que antes del partido había hecho la entrega floral a ‘Pichichi’, conectó un derechazo en el balcón del área. El esférico pegó en la espalda de László Lencse y despistó a Gorka Iraizoz. 0-1 y estupefacción en la Catedral.

El tanto encajado dejó aturdido al Athletic, tanto que tardó casi un cuarto de hora en reaccionar. Y lo hizo con una magistral jugada de Susaeta en el 28’. El de Eibar se deshizo de su marcador con un soberbio autopase, y cuando todo el mundo esperaba el pase atrás, Susaeta buscó portería sin tener ángulo. La pelota pegó en el palo corto y besó la línea de gol para marcharse fuera en última instancia. La espectacular acción encendió de nuevo a la afición local. 

En el 35’ fue Aduriz el que pudo empatar, si bien su testarazo a centro de Castillo se marchó alto. Siguió buscando el empate con ahínco el Athletic, y obtuvo recompensa en el 40’. Isma puso un centro desde la izquierda que no acertó a controlar Aduriz en el corazón del área. Pero la pelota le cayó a Susaeta, que con un derechazo raso batió a Amos. Premio para el más incisivo de los locales en la primera parte. Con el 1-1 se llegó al descanso. 

Entró Llorente en el descanso, con todo lo que ello supuso. En su primera intervención, el ariete obligó a Amos a despejar a córner con un zurdazo desde la frontal en el 49’. En la siguiente jugada, el riojano mandó al larguero un centro desde la derecha de Susaeta. En apenas cinco minutos, Llorente llenó de dudas la zaga hebrea. 

Tampoco fue a la tercera, en el 58', cuando su disparo a la media vuelta desde la frontal lo despejó de nuevo Amos. En un encomiable acto de insistencia, Llorente lo intentó otra vez en el 64’, y esta vez fue Rochet quien tuvo que sacar la pelota debajo de los palos. Siguió probándolo el equipo local, ora con Susaeta, ora con Llorente o con Ibai Gómez y Muniain. La zaga israelita tenía que multiplicarse milagrosamente para tapar las vías de agua que amenazaban con hundir su barco tarde o temprano. 

Para desesperación local, el anhelado tanto no llegó, y el vigente subcampeón de la UEFA Europa League arranca con un inesperado empate en casa. El Hapoel, por contra, se marchó a la ducha con la satisfacción del deber cumplido.