Bale cogió su fusil

Tottenham Hotspur FC - Olympique Lyonnais 2-1
Dos lanzamientos de falta del extremo galés, el último en el tiempo de descuento, da ventaja al Tottenham en la ida de los dieciseisavos.

Gareth Bale marcó un golazo de falta
Gareth Bale marcó un golazo de falta ©Getty Images

En un intenso partido en White Hart Lane, dos golazos de falta de Gareth Bale, el último en el tiempo de descuento, dieron la victoria al Tottenham Hotspur FC por 2-1 ante el Olympique Lyonnais y ensombrecieron otro gran tanto de la noche, obra de Samuel Umtiti.

Lejos estaba ya la fase de grupos y con ella las famosas rotaciones. La fase eliminatoria de la UEFA Europa es el momento de los mejores y el Tottenham lo demostró sacando un once con Bale, Emmanuel Adebayor, Aaron Lennon o Clint Dempsey. Pura dinamita para derrotar al Lyon de Lisandro, aunque no fue la mejor noche para el atacante argentino.

El conjunto inglés arrancó con fuerza, moviendo el balón y creando muchos problemas a través de su banda izquierda, donde el lateral Benoît Assou-Ekotto percutía con Bale. El Lyon no se arrugó y tardó doce minutos en asomarse el área rival con un disparo de Gueïda Fofana que se marchó por arriba de la portería defendida por Brad Friedel. Hugo Lloris no fue de la partida ante su ex equipo.

Adebayor fue el siguiente en retomar las hostilidades con un remate desde dentro del área que no encontró portería. El Tottenham era superior, pero no materializaba su dominio ante un Lyon cuyas mejores oportunidades pasaban por los disparos de Bafétimbi Gomis. Fue en el tramo final cuando los spurs se colocaron por delante. Bale, que poco antes había mandado fuera un balón con la portería vacía, enmendó su error con un impresionante lanzamiento de falta que sorprendió a Rémy Vercoutre y que recordó a la mecánica de disparo de Cristiano Ronaldo, un especialista en esta lid.

El Lyon reaccionó tras el descanso y contestó al equipo inglés con otro impresionante zapatazo. En el minuto 55 el Lyon colgó un balón desde el costado derecho y el esférico acabó en la banda contraria, donde Umtiti enganchó a bote pronto un tremendo disparo que quitó las telarañas de la portería inglesa. El tanto espabiló a los galos, que estuvieron muy cerca de colocarse por delante con un precioso eslalon de Alexandre Lacazette. Parecía que todo acabaría con el empate a uno, pero entonces Bale apareció en el tiempo de descuento para dar la victoria al Tottenham con un nuevo soberbio lanzamiento de falta.