Mbia clasifica al Sevilla

Valencia CF - Sevilla FC 3-1 (Global: 3-3, el Sevilla se clasifica por el valor de los goles a domicilio)
Un gol en el descuento de cabeza del camerunés dio el pase al conjunto hispalense.

Mbia clasifica al Sevilla
Mbia clasifica al Sevilla ©UEFA.com

Stéphane Mbia. El centrocampista camerunés entrará en la historia del Sevilla FC tras dar al equipo hispalense el pase a la final de la UEFA Europa League con un gol en el tiempo de descuento frente a un gran Valencia CF. Su tanto significó el 3-1 y el Sevilla se clasificó por el valor doble de los goles marcados fuera de casa.

Tanto Juan Antonio Pizzi como Unai Emery, entrenadores del equipo valenciano y sevillano respectivamente, apostaron por los onces esperados en la previa. Jonas fue el sustituto de Paco Alcácer en el ataque, mientras que Pablo Piatti y Ricardo Costa fueron novedades respecto a la ida. Mientras, en el Sevilla solamente Coke volvió al lateral derecho tras no jugar la semana pasada en el triunfo por 2-0.

Ante un abarrotado ambiente, el Valencia, con toda lógica y espoleado por su animosa afición, salió a por un gol desde el inicio. Tras algunos acercamientos sin peligro por parte de ambos conjuntos, el 1-0 llegó en el minuto 14. Tras una gran jugada colectiva, Sofiane Feghouli, tras combinar con Eduardo Vargas, recortó desde dentro del área a un defensor visitante y fusiló a Beto para llevar el delirio a la grada.

El tanto dio alas al Valencia y seis minutos después, el propio Feghouli obligó a Beto a realizar una buena parada para evitar el segundo gol local. Pero éste no tardó en llegar. Un buen centro de Juan Bernat desde la izquierda fue rematado de cabeza por Jonas y, tras dar en el larguero, se coló en el fondo de la portería tras tocar en la espalda de Beto. Era el minuto 26 y la eliminatoria estaba empatada.

Lógicamente, el Valencia bajó un poco el fuerte ritmo impuesto desde el inició y el minuto 37 el Sevilla tuvo una gran ocasión cuando José Antonio Reyes remató en área pequeña y Diego Alves evitó el gol con su estirada. El conjunto ché se marchaba al descanso con el objetivo logrado de igualar la eliminatoria. El segundo acto comenzó con un gran tiro de Pablo Piatti que pasó rozando el palo derecho de Beto.

Aunque pareció mejor asentado el Sevilla, fue el Valencia el que siguió convencido de voltear la eliminatoria y el minuto 69 Jérémy Mathieu logró el tercero al enviar al fondo de la red un balón muerto dentro del área tras un córner. Mestalla estallaba de felicidad. Lógicamente, el Sevilla comenzó a arriesgar ante un equipo local que podía sentenciar definitivamente a la contra.

Y cuando todo apuntaba a que el Valencia iba a lograr el pase a la final, un remate de cabeza de Mbia llevó el delirio al equipo hispalense y el drama a un afición que rozó su presencia en la final. Mientras el Sevilla lloraba de alegría, el Valencia lo hacía de tristeza. El equipo andaluz buscará el 14 de mayo ante el SL Benfica en Turín su tercera Copa de la UEFA tras los títulos logrados en 2006 y 2007.