Montella, ante su reto más personal

El técnico de la Fiorentina sabe que tendrá que conseguir un buen resultado en el campo de la Roma para lograr el pase a cuartos de final de la UEFA Europa League.

Vincenzo Montella, en una jugada del partido
Vincenzo Montella, en una jugada del partido ©Getty Images

El derbi italiano en la UEFA Europa League entre AFC Fiorentina y AS Roma, que terminó en 1-1, fue algo más que un simple encuentro para el entrenador del equipo local.

Tras disputar casi 250 partidos con los Giallorossi, Vincenzo Montella (el Aeroplanino, llamado así por su típica celebración con los brazos extendidos), comenzó su carrera en los banquillos en febrero de 2011, cuando volvió a la Roma, equipo para el que había marcado casi un centenar de goles.

Tras casi cuatro meses en la capital, Montella, que colocó a la Roma en sexta plaza, explotó con una genial temporada al frente del Calcio Catania, brindándole la oportunidad de volver a la Roma. Por una u otras razones, eso no se produjo. La Roma eligió a Zdeněk Zeman, y en 2012 Montella pasó al banquillo de la Fiorentina.

El resto, como se suele decir, es historia. El jueves por la noche, Montella vivió un choque muy especial ante la Roma, y el técnico casi sale victorioso en el derbi de la UEFA Europa League. "Siempre fastidia encajar goles en casa. Creo que hemos merecido algo más, pero creo que la eliminatoria está abierta", dijo. 

Josip Iličić scores for Fiorentina
Josip Iličić scores for Fiorentina©Getty Images

El tanto de Seydou Keita hace que tenga que viajar al Stadio Olimpico el próximo jueves para tratar de amargar la noche a los que hace poco le veneraban. Pero eso es algo que no le asusta a Montella, tan profesional como siempre. "Iremos allí para jugar un partido abierto, tratando de ganar", dijo el entrenador.

Un empate con varios goles sería suficiente para el conjunto Viola, si bien ya ha derrotado a la Roma en su campo en un partido de copa esta temporada. Fue la primera victoria de Montella ante su ex equipo en la Coppa Italia, y la logró gracias a dos goles de Mario Gomez, lesionado el jueves.

Pero para alcanzar la siguiente ronda de la competición, Montella tiene que hacer algo que ninguno de sus predecesores en el banquillo de la Fiorentina ha logrado hasta la fecha: derrotar a un equipo italiano en competición europea. Si lo logra, la Roma se arrepentirá aún más de haberle dejado marchado. 

Arriba