Gameiro da alas al campeón en Rusia

FC Zenit - Sevilla FC 2-2 (Global: 3-4)
Un gol del delantero francés en el minuto 85, cuando peor lo pasaba el Sevilla, metió al equipo español en las semifinales un año más.

Kevin Gameiro fue el héroe del Sevilla en Rusia
Kevin Gameiro fue el héroe del Sevilla en Rusia ©AFP/Getty Images

El vigente campeón de la UEFA Europa League, el Sevilla, ya está en semifinales tras su empate 2-2 ante el Zenit en Rusia
Un gol de Kevin Gameiro cuando el equipo español estaba contra las cuerdas decidió una igualada eliminatoria
El Sevilla se puso por delante con un tanto de penalti de Carlos Bacca nada más empezar, pero el Zenit dio la vuelta al encuentro con los goles de Hulk y José Rondón en la segunda mitad
El conjunto ruso estaba asediando la portería del Sevilla cuando llegó el golpe de gracia de Gameiro
 El sorteo de las semifinales tendrá lugar en Nyon a partir de las 12:00 HEC de este viernes

El Sevilla FC continuará con su defensa del título de la UEFA Europa League en las semifinales tras sobrevivir a una dura noche en Rusia gracias a un gol de Gameiro casi al final que evitó la remontada del FC Zenit.

El vigente campeón comenzó muy bien el partido, jugando sin complejos y buscando un golpe de efecto que pusiera la eliminatoria muy a su favor. Coke dio un primer aviso nada más empezar con un remate con poco ángulo que detuvo el portero local Yuri Lodygin, pero el Sevilla no tuvo que esperar demasiado para encontrar su ocasión. Tras una arrancada hacia el área de Vitolo, el jugador canario fue derribado por Luis Neto, y Bacca no falló en el penalti resultante con un disparo que se coló por la escuadra y adelantó en el marcador a los de Unai Emery en el minuto 6.

Fue un inicio de ensueño para el equipo español. Sin embargo, las cosas se complicaron poco después. Nicolás Pareja se hizo daño en un salto y tuvo que retirarse lesionado, y el Zenit comenzó a reaccionar. Tras una combinación con Hulk, el portugués Danny se plantó solo frente a Beto, que volvía a la portería del Sevilla, pero el guardameta respondió al disparo de su compatriota con una soberbia parada.

El conjunto ruso se fue haciendo con la posesión, y Hulk y Danny creaban peligro constantemente en las inmediaciones del área, pero el Sevilla se mantenía muy firme en defensa y salía con peligro a la contra. En dos de esas salidas rápidas el conjunto sevillista estuvo a punto de sentenciar la eliminatoria. En la primera, Aleix Vidal se entretuvo demasiado cuando encaró al portero y este envió el balón a saque de esquina, y en la segunda Bacca logró regatear al guardameta, pero su disparo casi sin ángulo lo sacó bajo palos Igor Smolnikov. Sin embargo, las últimas ocasiones de la primera parte fueron para el Zenit, que pudo empatar el encuentro con un remate al poste de Danny desde el borde del área.

Si el Sevilla tuvo un inicio perfecto en la primera mitad, todo lo contrario le ocurrió en la segunda. Tras un centro elevado al área de Oleg Shatov, Beto falló en el despeje y dejó el balón muerto en el área pequeña, y un José Rondón muy bien colocado solo tuvo que empujar el balón a la red para establecer el empate. Ese gol dio alas al Zenit, que se lanzó al ataque en busca de otro tanto que igualara la eliminatoria. Hulk estuvo cerca de conseguirlo con un disparo que finalmente golpeó en el exterior de la red.

Pero cuando peor lo estaba pasando el Sevilla, tuvo dos ocasiones para lograr la tranquilidad. La defensa del Zenit envió a córner un buen remate de Bacca tras un centro al área, y en el saque de esquina resultante, Coke encontró un balón suelto en el área y su remate a bocajarro lo atrapó el portero Lodygin. Fue algo aislado, porque era el Zenit el que mantenía su asedio a la portería visitante con un Hulk en estado de gracia.

El internacional brasileño lo tuvo cerca con un disparo cruzado que rozó el poste, y no falló en el minuto 72 cuando vio adelantado a Beto y conectó un remate que se coló en la portería tras golpear en el larguero. Después de ese gol la ofensiva del Zenit fue total. Al Sevilla no le duraba el balón, y un Zenit espoleado por su público llegaba una y otra vez a la meta de Beto, que salvó el 3-1 con dos paradas espectaculares a Hulk y Rondón.

El Sevilla estaba contra las cuerdas, y daba la sensación de que si había un gol que evitara la prórroga, sería para el Zenit. Pero en el momento más oportuno apareció Gameiro para dar al equipo español en el minuto 85 el gol que vale su presencia en semifinales. Vitolo dirigió a la perfección una contra, envió un balón al lado contrario que Vicente Iborra dejó pasar, y Gameiro con un disparo letal asestó el golpe definitivo a la eliminatoria.