La historia juega con el Villarreal

La casualidad ha querido que las últimas rondas del 'submarino amarillo' en la UEFA Europa League sean un calco a las que firmó en esta competición durante la campaña 2010/11.

Cédric Bakambu celebra uno de los sus tantos ante el Leverkusen
Cédric Bakambu celebra uno de los sus tantos ante el Leverkusen ©AFP/Getty Images

Un guiño del destino, un capricho del azar. Sólo así pueden interpretarse las coincidencias que está viviendo el Villarreal CF durante las últimas semanas en la UEFA Europa League. El 'submarino amarillo' está cuajando una espectacular campaña en competición europea y disfruta de un impecable momento en El Madrigal, pero además cuenta con la historia de su lado.

Bakambu, héroe del partido de ida ante el Leverkusen
Bakambu, héroe del partido de ida ante el Leverkusen©AFP/Getty Images

Todo viene de la campaña 2010/11. Hablamos de un Villarreal dirigido por Juan Carlos Garrido y liderado por los Giuseppe Rossi, Nilmar, Santi Cazorla, Borja Valero y compañía. Ya por entonces era el equipo de Bruno Soriano, uno de los tres supervivientes que continúan en la plantilla con Mateo Musacchio y Mario Gaspar.  Aquel Villarreal estaba lejos de ser un desconocido en Europa, ya que cinco años antes había acariciado la gran final de la UEFA Champions League con aquel error de Juan Román Riquelme en un fatídico penalti. Ya no sorprendía ver a un humilde equipo del Levante español instalado entre lo más granado del fútbol continental.

Aquella plantilla y la actual guardan un curioso paralelismo que sin duda supone un gran presagio para el futuro del Villarreal en la competición. En los dieciseisavos de final de aquel curso el sorteo quiso que el 'submarino amarillo' se enfrentase el SSC Napoli, tal y como sucedió hace unas semanas. Entonces, como ahora, el Villarreal superó con nota el apasionado ambiente de San Paolo para firmar unas valiosas tablas el 17 de febrero de 2011. Una semana después El Madrigal dictaba sentencia con los goles de Rossi y Nilmar, una diabólica pareja de ataque aquella campaña para las defensas rivales. En aquel Nápoles, por cierto, jugaba un tal Víctor Ruiz.

En aquel 2011 Rossi era el gran goleador del Villarreal
En aquel 2011 Rossi era el gran goleador del Villarreal©Getty Images

Superada esta ronda, el sino del Villarreal sufrió una nueva vuelta de tuerca. Esperaba en la siguiente ronda el Bayer 04 Leverkusen, el mismo rival que en la actualidad, pero como contra el Nápoles con el orden inverso de los partidos: primero a domicilio y después en casa. La ida se jugó entonces exactamente cinco años antes del choque de la pasada semana, un 10 de marzo. En el 2011 de nuevo la dupla Rossi – Nilmar hizo de las suyas y arrancó un casi definitivo 2-3 del BayArena. Una semana después, el Villarreal no dejó espacio para la duda y volvió a vencer a los germanos por 2-1

Con estos datos, y después del inapelable 2-0 logrado en la ida, parece patente que el Villarreal no sólo cuenta en su afición con el jugador número 12, sino que además los predecentes están de su lado para que el conjunto español alcance los cuartos de final, tal y como ocurrió en 2011. Entonces tocó el FC Twente, así que de superar el choque de este jueves parece que las casualidades acabarán aquí… ¿O no?