Con confianza y sin Aréola

El Villarreal viaja este jueves al campo del Leverkusen con la relativa tranquilidad del 2-0 a favor de la ida y la notable baja por lesión de su portero titular.

Çalhanoğlu y Bakambu, durante el partido de ida en El Madrigal
Çalhanoğlu y Bakambu, durante el partido de ida en El Madrigal ©AFP/Getty Images
  • El Villarreal viaja este jueves al complicado campo del Leverkusen para hacer bueno el 2-0 logrado en ida
  • Lo hará sin su portero titular Aréola, tal y como anunció Marcelino en rueda de prensa, además de las ausencias ya conocidas de Musacchio y Jaume Costa
  • Hay dudas sobre quién estará bajo los palos: Asenjo o Barbosa
  • El objetivo: marcar un gol a domicilio que deje el pase visto para sentencia
  • El Leverkusen también cuenta con numerosas e importantes bajas

Con la relativa tranquilidad del 2-0 de la ida y varias notables ausencias en la retaguardia. Así es como viaja el Villarreal CF al campo del Bayer 04 Leverkusen con el objetivo claro de alcanzar los cuartos de final de la UEFA Europa League.

La actualidad del 'submarino amarillo' viene marcada por la destacada ausencia de su bastión y portero titular Alphonse Aréola, cuyas molestias le impedirán estar este jueves en el BayArena, tal y como comunicó Marcelino en la rueda de prensa previa al choque: "Va a ser baja para este partido. Veremos cómo han evolucionado algunos jugadores que tenían algunos problemas, pero creemos que estarán disponibles".

Ante la baja de Aréola, Asenjo podría volver a la titularidad
Ante la baja de Aréola, Asenjo podría volver a la titularidad©AFP/Getty Images

Lo que no aclaró el técnico será el sustituto del portero galo, si Mariano Barbosa, que disputó los seis encuentros de la fase de grupos, o Sergio Asenjo, que no juega un partido oficial desde el 29 de abril del pasado año. "Si Asenjo está en la convocatoria es porque está disponible. Decidiremos por una de las dos soluciones", añadió.

Esta baja se suma a las ya conocidas de Mateo Musacchio y Jaume Costa, que tampoco estuvieron en el choque de ida. No lo tendrá fácil Marcelino para confeccionar el once. Tampoco el Leverkusen, que tendrá que apelar a la épica con un puñado bajas, las últimas las de Ömer Toprak, lesionado este fin de semana, y Tin Jedvaj, expulsado en la ida. A pesar de todo, Roger Schmidt no pierde la fe. "En casa somos capaces de lograr algo extraordinario", explicó el germano sabedor de la condición de invicto de su equipo en sus seis partidos europeos de esta campaña.

El conjunto alemán es una incógnita. Su planteamiento de presión, rayano al suicidio defensivo, genera unos espacios que podrían explotar los delanteros amarillos, ya sean Léo Baptistão o el enrachado Cédric Bakambu. De ellos dependerá gran parte del éxito de la eliminatoria, porque un tanto a domicilio acabaría por matar al Bayer, obligado a marcar cuatro goles. "Estamos convencidos de que podemos pasar esta eliminatoria, llevamos un buen resultado y meter un gol nos acercaría a la siguiente ronda. Debemos olvidar que partimos con dos goles de ventaja porque nos puede condicionar a la hora de jugar", explicó Marcelino.