Éxtasis en El Madrigal

Villarreal - Liverpool 1-0
Un tanto del delantero en el descuento decide un duelo de enorme intensidad, alternativas de juego y pocas ocasiones. Precioso ambiente en El Madrigal.

Highlights: Watch late Villarreal winner
Highlights: Watch late Villarreal winner
  • Adrián apareció sobre la bocina para dar ventaja al Villarreal en la ida de las semifinales de la UEFA Europa League
  • Ambos conjuntos se dejaron todo el campo y no arriesgaron en exceso, pero acabó decidiendo una jugada en el descuento
  • Espectacular ambiente en El Madrigal
  • Séptima victoria como local del Villarreal, que pone fin a la racha de invicto del Liverpool
  • El encuentro de vuelta se jugará el próximo jueves en Inglaterra

No podía ser de otra manera y este Villarreal CF llamado a hacer historia acudirá a un escenario mítico como Anfield con ventaja gracias a un tanto de Adrián en el descuento, un gol que provocó el éxtasis de El Madrigal y decidió un encuentro de ida intenso, de muchas alternativas y precioso ambiente. Basilea está más cerca.

Espoleados ambos conjuntos por una afición volcada en El Madrigal, el partido arrancó a mil revoluciones. Hubo imprecisiones, pero también una intensidad que llevó a los jugadores a luchar cada balón dividido desde los primeros compases como si fuera el último. El Liverpool fue el que más cerca estuvo de aprovecharlo en el inicio con un disparo desde el corazón del área de un desmarcado Joe Allen que acabó en las manos de Sergio Asenjo.

No tardó en responder el Villarreal con un remate de Roberto Soldado que se marchó fuera, pero fue el Liverpool el que pareció coger mejor el pulso el encuentro gracias a una presión alta que complicó mucho la salida de balón local. Y los 'reds' tenían las ideas muy claras: había que finalizar cada ataque a velocidad de vértigo. Así llegaron dos disparos desde media distancia que no encontraron portería.

Pasaron los minutos y el Villarreal igualó fuerzas, sobre todo con una doble ocasión de Tomás Pina que exigió lo mejor de Simon Mignolet y exaltó a la grada. Aquello fue mediado el primer tiempo, pero poco más peligro se generó en ambas áreas. El encuentro no era un torrente de juego, pero la tensión y el ambiente valían por todo.

El segundo tiempo comenzó movido. De un lado, Jürgen Klopp sorprendió retirando del campo a su hombre de mayor calidad, Philippe Coutinho. Del otro, Cédric Bakambu inició las hostilidades con un peligroso cabezazo a la salida de un córner que se estrelló en el exterior del palo y Mario Gaspar le acompañó con un peligroso disparo sin ángulo.

Continuaron las alternativas y el siguiente golpe corrió a cargo del Liverpool. Allen levantó la mirada y dibujó un gran pase a Firmino, cuyo latigazo fue repelido por Asenjo y la madera. Palo por palo. Complicado encontrar más igualdad. Con cada ocasión, el rival respondía y equilibraba la balanza.

Así se llegó al último tramo, cuando ambos conjuntos acusaron el tremendo esfuerzo realizado y se dejaron llevar por el frenetismo. Bakambu y Alberto Moreno tuvieron la victoria en sus botas en un final frenético, pero lo mejor estaba por llegar. Los locales aprovecharon un despiste mortal por parte del Liverpool y tiraron una contra letal. Denis Suárez pisó área y tuvo la sangre fría para regalar la gloria a Adrián, que embocó la red. Fue el broche perfecto para un inolvidable partido que deja al Villarreal a medio camino de Basilea. Siguiente parada hacia la historia: Anfield.