UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

La final espera a Holanda y Alemania

El decisivo encuentro del Europeo sub-17 tendrá lugar el domingo a partir de las 11:00 HEC en Novi Sad y medirá a las selecciones de Stuivenberg y de Freund por tercera vez esta temporada.

Los seleccionadores Albert Stuivenberg (Holanda) y Steffen Freund (Alemania) el día previo a la final sub-17
Los seleccionadores Albert Stuivenberg (Holanda) y Steffen Freund (Alemania) el día previo a la final sub-17 ©Sportsfile

Con una victoria para cada selección en los enfrentamientos previos esta temporada, Holanda y Alemania se medirán por tercera vez este domingo en la final del Campeonato de Europa Sub-17 de la UEFA de 2011.

Los combinados de Albert Stuivenberg y Steffen Freund se enfrentaron por primera vez en septiembre y fue Alemania la que salió victoriosa por 2-1. Holanda se tomó la revancha la semana pasada, ganando 0-2, en el partido del Grupo B. A pesar de esta derrota, el conjunto germano se clasificó para semifinales donde venció a Dinamarca para lograr una plaza en la final ante una Holanda que ganó a la vigente campeona Inglaterra por 1-0 en la otra semifinal.

"No habrá sorpresas, probablemente todo el mundo sabe quien jugará y quien se quedará en el banquillo. Ambos conocemos como juega el otro. En este contexto los pequeños detalles serán decisivos. Cada equipo tiene cualidades distintas pero están a un mismo nivel", explicó en la rueda de prensa de este sábado Freund.

"Probablemente hará mucho calor así que ya veremos como lo llevan los jugadores. Es evidente que tuvimos algunas dificultades durante la fase de grupos pero eso ha reforzado aún más el espíritu del equipo. Creo en mi grupo", añadió el seleccionador del combinado alemán.

Stuivenberg coincidió con las palabras de Freund y explicó que "no habrá secretos" para el encuentro que tendrá lugar en Novi Sad el domingo a partir de las 11:00. "Estamos muy felices por volver a jugar una final, ese era nuestro objetivo. Tenemos muchas ganas de que llegue el partido. Será de nuevo un encuentro muy interesante, tal y como sucedió en el primer partido de la fase final", apuntó el seleccionador holandés.

"Creo que el partido del domingo será diferente. Se trata de un encuentro impredecible ya que pueden cambiar muchas cosas por el simple hecho de que es una final y de que los jugadores estarán en tensión. Espero que vengan muchos espectadores y deseo que el fútbol juvenil logre la atención que se merece", añadió Stuivenberg.

La final es el escenario perfecto para ello ya que el encuentro se podrá ver por Eurosport. "Será un día muy especial. Estoy muy contento por los chicos ya que han llegado a una final. Para los jóvenes se trata sin duda de algo muy especial ya que tendrán a toda Alemania con ellos. Sé que habrá mucha gente viendo el partido por televisión así que todo el país verá sus caras y escuchará sus nombres", explicó Freund.

Campeón de Europa en la EURO'96, Freund insiste que su plan en la final será distinto al que llevó a cabo ante Dinamarca: "El combinado danés hizo una fase de grupos perfecta y era consciente de ello. Por ese motivo empecé de forma más defensiva y las cosas funcionaron. Ante Holanda es un partido muy distinto. Sé que perdimos el primer partido ante ellos pero mañana será otro día".

Stuivenberg, por su parte, insta a sus jugadores a que estén unidos para lograr levantar el trofeo: "Todo tiene que ver con la palabra 'equipo', algo en lo que nos hemos centrado desde el principio. Mis futbolistas lo hacen bien en defensa, en ataque y en las transiciones. Cada uno tiene su propia labor pero sabe que tiene a sus compañeros al lado. Ningún futbolista es más importante que el otro y ese es nuestro gran punto fuerte".

El estonio Kristo Tohver será el árbitro de la final y tendrá como asistentes al húngaro Vencel Tóth y al georgiano Giori Kruashvili mientras que el cuarto árbitro será Sébastien Delferiere. A principios de semana, Tohver habló con UEFA.com.