UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

Gran legado para Lituania

Con unas enormes multitudes y un fútbol excelente, el director del Campeonato de Europa Sub-19, Mindaugas Verbickas, se muestra encantado con el nivel mostrado en el país báltico.

Gran legado para Lituania
Gran legado para Lituania ©Sportsfile

El director del Campeonato de Europa Sub-19 de la UEFA 2013 en Lituania, Mindaugas Verbickas, aseguró que su impresión duradera del evento será la de una "experiencia increíble" de la que han disfrutado aficionados, jugadores y organizadores por igual.

Después de haber asumido el desafío de acoger la fase final por primera vez, la Federación Lituana de Fútbol (LFF) destacó por su labor en lugares como Kaunas, Alytus y Marijampolé, donde hubo unas grandes multitudes durante el torneo. "Mis impresiones generales son muy buenas, especialmente por cómo llegamos a nuestro objetivo de atraer a 50.000 espectadores a los partidos", contó Verbickas a UEFA.com.

"Soy muy feliz cuando veo cómo han ido las cosas y que la gente ha acudido a ver fútbol, que además ha sido de un alto nivel. A nivel local no lo llamamos torneo, lo llamamos campeonato. Es un acontecimiento histórico para nosotros. Es la primera vez en nuestra historia que hemos acogido este gran escaparate de futbolistas", aseguró el director del departamento de adquisiciones y logística de la LFF.

Explicando que se le ofreció la oportunidad de liderar las operaciones del evento desde Kaunas el pasado mes de octubre, Verbickas afirmó haber aprovechado la oportunidad y que no tiene motivo alguno para lamentar su decisión. "He tenido la posibilidad de participar en todos los aspectos de este campeonato, desde el márketing hasta la comunicación o la organización, así como en la gestión del Comité de Organización Local formado por cerca de 18 personas. Ha sido un gran desafío y una experiencia fantástica", subrayó.

Los elogios para la fase final no sólo han llegado por parte de la LFF y la UEFA. Entrenadores y jugadores de los ocho equipos que compiten en Lituania también han quedado impresionados con el alto nivel del torneo. "Los equipos están muy satisfechos. Algunos incluso han quedado gratamente sorprendidos con el ambiente y la asistencia a los estadios. Lo que esta fase final ha mostrado a la gente es que aquí amamos realmente el fútbol y se han visto partidos muy atractivos", dijo Verbickas.

Francia y Serbia disputarán una apasionante final el jueves en Marijampolé, y con los árbitros preparando el choque y el trofeo ya presentado, Verbickas cree que el campeonato deja un importante legado en su país.  

"Creo que este torneo será un punto de inflexión en el desarrollo del fútbol en Lituania. Mi deseo personal es que después de ver el torneo, más niños quieran venir aquí a jugar y a entrenar, y que aumente la asistencia a los partidos de nuestra liga”, dijo.

Con la experiencia de acoger el Campeonato de Europa de la UEFA, el pensamiento de los lituanos ya mira al futuro y a la posibilidad de acoger más torneos en los próximos años. Trataremos de seguir mejorando nuestras infraestructuras y puede que hagamos estadios más grandes”, dijo Verbickas. Para Lituania, el futuro es prometedor.