UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

Más respeto que ambición en Kiev

Ucrania - Inglaterra 0-0
Ucranianos e ingleses firman un empate sin goles que deja abierto el Grupo H en el partido 100 de Lampard con su selección.

Theo Walcott (Inglaterra) y Andriy Yarmolenko (Ucrania)
Theo Walcott (Inglaterra) y Andriy Yarmolenko (Ucrania) ©Getty Images

En el día en el que Frank Lampard cumplió 100 partidos con la selección de los tres leones, el combinado dirigido por Roy Hodgson firmó un empate a cero ante Ucrania en Kiev que no cambia en exceso la situación en la parte alta del Grupo H de clasificación para la Copa Mundial de la FIFA de 2014. Inglaterra se coloca con 16 puntos, mientras que Ucrania y Montenegro le van a la zaga con 15.

Con el carismático Rickie Lambert de titular por la ausencia de Wayne Rooney, la selección inglesa saltó al Olímpico de Kiev en busca de una victoria que le permitiera poner pie y medio en la Copa Mundial de la FIFA de Brasil. Pero Ucrania, también metida de lleno en la pelea del Grupo H junto a Inglaterra y Montenegro, tenía otros planes y no tardó mucho en crearle problemas a Joe Hart por medio de Yevhen Konoplyanka y Roman Zozulya.

A partir del minuto 20 el ritmo se rebajó un poco, el balón dejó de volar sobre las cabezas de los jugadores y los ingleses empezaron a proponer algo más que garra e intensidad. Jack Wilshere apareció para mover a Inglaterra y tanto James Milner como Theo Walcott se dejaron ver algo más. Pero el control tampoco era total y los ucranianos disfrutaban también de largas posesiones, que como las inglesas se acababan diluyendo en las inmediaciones de las áreas.

En el minuto 33 Steven Gerrard metió el miedo en el cuerpo a la afición ucraniana con un disparo con efecto que se marchó ligeramente alto y ahí se acabaron las acciones peligrosas de la primera mitad. Ya en la segunda volvió a hacerse grande la figura de Konoplyanka, que de nuevo saltó revolucionado forzando un par de saques de esquina nada más salir al campo.

Pero fue un espejismo, porque a los pocos minutos el choque volvió a recuperar el ritmo anodino de la última media hora de la primera mitad. Inglaterra disfrutaba de más posesión y Ucrania esperaba sus oportunidades atrás, pero ambos con más miedo a perder que ambición de ganar. Una derrota les complicaba mucho las cosas de cara a los últimos choques del Grupo H, siempre con Montenegro como incómodo invitado de sus quinielas.

En el minuto 72 de nuevo Konoplyanka puso el grito en las gargantas de los seguidores reunidos en el Olímpico de Kiev con un libre directo que acabó en saque de esquina. El jugador del FC Dnipro Dnipropetrovsk era una pesadilla constante para un Ashley Cole incapaz de contener al joven extremo. Solo un minuto más tarde, en el 73’, Artem Fedetskiy tuvo la ocasión más clara hasta el momento con un remate de cabeza en el área pequeña que se estrelló contra el cuerpo de Hart.

Ya dentro de los últimos diez minutos Walcott estuvo cerca de romper el empate con disparo excesivamente cruzado tras un buen centro desde la derecha, pero el partido parecía destinado al empate y finalmente se cerró con reparto de puntos.