UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

Samaras da la clasificación a Grecia

Grecia - Costa de Marfil 2-1
Un gol de penalti en el tiempo añadido del delantero clasificó a la selección europea para octavos de final del Mundial por primera vez.

Grecia - Costa de Marfil 2-1: el partido en fotos ©Getty Images

Un gol de penalti de Giorgios Samaras en el tiempo añadido dio a Grecia un triunfo por 2-1 ante Costa de Marfil que clasificó a la selección europea por primera vez en su historia para los octavos de final de la Copa Mundial de la FIFA.

El partido no comenzó nada bien para Grecia, que vio cómo el centrocampista Panagiotis Koné y el portero Orestis Karnezis tuvieron que retirarse lesionados en los primeros minutos. Después de un primer tramo del partido de tanteo entre ambas selecciones, Grecia comenzó a imponerse en el centro del campo y a ser superior a una Costa de Marfil que no conseguía imponer su plan de partido.

Sin embargo, la primera ocasión de serio peligro no llegó hasta el minuto 34. Tras una contra perfecta del combinado heleno el balón le llegó a José Holebas en la frontal del área y su disparo con la izquierda se estrelló en el poste de la portería de la selección africana. Solo un minuto más tarde un saque de falta de Giorgos Karagounis obligó a intervenir al portero Boubacar Barry.

Grecia estaba siendo mejor y recibió su recompensa al filo del descanso. Giorgios Samaras estuvo muy atento para robar el balón tras un error en el pase de Cheick Tioté y lo dejó en bandeja a Andreas Samaris, que había salido sustituyendo a Koné, para que este batiera a Barry en el mano a mano.

Tras el descanso, Costa de Marfil trató de reaccionar y tomó un mayor peso en el control del juego, pero Grecia siguió castigando sus errores defensivos. Dos remates ligeramente desviados de Lazaros Christodoulopoulos cuando estaba bien situado para el gol estuvieron a punto de dar el 2-0 al combinado dirigido por Fernando Santos.

Grecia no sufría demasiado, e incluso estrelló un nuevo balón en el larguero con un tiro desde muy lejos de Karagounis, pero se encontró con un jarro de agua fría en el minuto 74. Tras una magnífica triangulación de pases en el borde del área griega, Gervinho penetró por la izquierda y asistió al recién incorporado Wilfried Bony para que este hiciera el tanto del empate que dejaba a Costa de Marfil en los octavos de final.

Con el gol del equipo africano cambió de nuevo la situación. Ahora Grecia atacaba y era Costa de Marfil la que buscaba el contragolpe. En esta coyuntura llegó un nuevo remate al poste de Grecia, esta vez con un disparo de Vassilis Torossidis, y cuando parecía que se alejaba cualquier esperanza, la fe y el coraje griego encontró su recompensa. Giovanni Sio derribó dentro del área a Samaras y el delantero del Celtic FC no falló en su lanzamiento de penalti para dar una histórica clasificación a Grecia.

En el otro partido del Grupo C Colombia aseguró la primera plaza al vencer por 4-1 a Japón. Juan Cuadrado adelantó de penalti a la selección sudamericana y, aunque Japón empató al filo del descanso con un gol de Shinji Okazaki, dos goles en la segunda mitad de Jackson Martínez y otro de James Rodríguez confirmaron el triunfo colombiano. Colombia se medirá en octavos a Uruguay, mientras que Grecia hará lo propio ante la ganadora del Grupo D, la sorprendente Costa Rica.