Máximos goleadores del fútbol de selecciones

Tras coronarse como máximo goleador histórico de la selección de Inglaterra, Wayne Rooney ha entrado también en el club de los jugadores europeos que han alcanzado 50 goles internacionales.

Wayne Rooney marcó este martes ante Suiza y se convirtió en el máximo goleador de la historia de Inglaterra, pero su gol también le ha servido para alcanzo una nueva meta. El delantero del Manchester United unió su nombre al de otros ilustres futbolistas europeos que han alcanzado la media centena de goles con sus selecciones. Repasamos a los 17 jugadores que lo han conseguido.

Rooney es, sin embargo, el último en esta particular lista, y sigue lejos del récord continental que ostenta Ferenc Puskás. Aunque el récord del exjugador de Arminia Bielefeld, Bayern de Múnich y Hertha Berlín Ali Daei de 109 goles con Irán todavía parece estar a salvo durante al menos otra generación.

Ferenc Puskás (Hungría y España) - 84 goles en 89 partidos
'Cañoncito Pum' se mantiene como el mejor goleador internacional de Europa aunque su cifra podría haber sido mucho mayor, ya que jugó el último de sus 85 partidos con Hungría en 1956, cuando dejó su país con 29 años para posteriormente fichar por el Real Madrid. Tras adoptar la ciudadanía europea, jugó cuatro partidos internacionales con España entre 1961 y 1962, pero no logró estrenarse con 'La Roja'.

Sándor Kocsis (Hungría) - 75 goles en 68 partidos
Este atacante marcó 11 goles en la Copa Mundial de la FIFA de 1954 y es el único jugador que ha anotado dos 'hat-tricks' en la fase final del torneo. Compañero de Puskás en el Budapest Honvéd FC y en la selección húngara, marcó siete 'tripletes' para su combinado, ganándose el apodo de 'Cabeza de Oro' por su gran poderío en el juego aéreo. Retirado tras su etapa en el Barcelona, abrió el restaurante 'La Tête d'Or' antes de fallecer de forma prematura en 1979, a la edad de 49 años.

Miroslav Klose con el trofeo del Mundial
Miroslav Klose con el trofeo del Mundial©AFP/Getty Images

Miroslav Klose (Alemania) - 71 goles en 137 partidos
Pocos podían pensar que Klose se iba a convertir en el máximo goleador de los Mundiales cuando debutó en el de 2002. Sin embargo, 12 años y 16 goles después, se retiró de su selección con un Mundial y varios récords en la mochila. El jugador de 36 años de la Lazio es el máximo goleador de la historia de Alemania. Conocido por su potente juego aéreo y su ética de trabajo, Klose ha sido citado por algunos de sus compañeros como un modelo a seguir en el mundo del fútbol.

Gerd Müller (Alemania Federal) - 68 goles en 62 partidos
Como Puskas, Mülleer no aparecía tener el físico natural de un futbolista. Su primer entrenador en el Bayern, el croata Zlatko Čajkovski, le apodó como 'el pequeño y gordo Müller', pero su instinto, su habilidad en el juego aéreo y su temible aceleración en las cortas distancias le señalaron como uno de los grandes cazagoles del continente. Marcó en las fases finales que Alemania conquistó en el Campeonato de Europa de la UEFA de 1972 y en el Mundial de 1974.

Robbie Keane (República de Irlanda) - 67 goles en 141 partidos
Dos goles en la victoria por 2-0 ante ARY Macedonia en la fase de clasificación para la UEFA EURO 2012 le hicieron alcanzar la cifra de 51 tantos, convirtiéndose en el primer jugador de cualquiera de las selecciones de las islas británicas en alcanzar el medio centenar de goles con su país. Desde entonces se ha convertido en el máximo goleador de las fase de clasificación para el Campeonato de Europa de la UEFA y sigue siendo un jugador clave para su seleccionador Martin O'Neill. "Cuando jugué por vez primera con la selección de Irlanda, Niall Quinn me dijo que conseguiría 50 goles, algo que no veía probable", comentó Keane.

Imre Schlosser (Hungría) - 59 goles en 68 partidos
Schlosser anotó un total de 258 goles en 155 partidos de liga con el Ferencvárosi TE entre 1905 y 1916, y su media con la selección fue casi igual de espectacular. Disputó su último partido como internacional el 10 de abril de 1927, nueve días después de que naciera Puskás. Logró semejante cifra de goles gracias su buena colocación y excelente disparo.

David Villa se despidió en Brasil
David Villa se despidió en Brasil©AFP/Getty Images

David Villa (España) - 59 goles en 97 partidos
Su compañero en la delantera, Fernando Llorente, no tuvo dudas a la hora de valorar el récord goleador de Villa de 50 goles como internacional de España. "Será muy complicado el poder superar ese récord. David es uno de los mejores delanteros de todos los tiempos y después de este logro histórico, seguirá marcando más goles con España durante un largo tiempo", sentenció Llorente.

El inimitable Zlatan Ibrahimović
El inimitable Zlatan Ibrahimović©AFP

Zlatan Ibrahimović (Suecia) – 57 goles en 106 partidos
El ocho veces jugador sueco del año, Ibrahimović, es ahora el máximo goleador de la historia de su selección. Marcó sus goles 49 y 50 en un amistoso el 4 de septiembre ante Estonia, superando la marca de Sven Rydell. Tras el partido, citó la espectacular chilena ante Inglaterra como el "gol más bonito" que ha marcado con la camiseta de Suecia. Hizo el 57º en la derrota por 1-4 ante Austria.

Jan Koller (República Checa) - 55 goles en 91 partidos
Con más de dos metros de altura, Koller dominó el fútbol checo durante una década a partir de 1999, disputando tres Campeonatos de Europa de la UEFA y el Mundial 2006. En uno de sus mejores partidos anotó cuatro goles en el 6-0 ante ARY Macedonia en junio de 2005. Podía haber hecho muchos más goles, pero no debutó con la selección hasta los 25 años.

Joachim Streich (República Democrática de Alemania) - 55 goles en 102 partidos
Pequeño pero letal, Streich fue el jugador con más partidos disputados en la antigua República Democrática de Alemania, y también el máximo goleador. Su primer choque como internacional llegó en diciembre de 1969. Ganó la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Múnich 1972 y dos años después marcó dos veces en cuatro partidos en el Mundial de 1974. El único 'hat-trick' en su carrera llegó en una goleada por 9-0 ante Malta el 29 de octubre de 1977.

Cristiano Ronaldo (Portugal) – 55 goles en 120 partidos
La estrella del Real Madrid necesitó 109 partidos para igualar los 47 goles internacionales de Eusébio, aunque lo hizo con estilo al anotar un 'hat-trick' ante Suecia en la repesca para el Mundial. Fue la mejor actuación con su selección. No ha sido tan prolífico con Portugal como con el Manchester United y el Madrid, pero sigue siendo el talismán de su combinado nacional. En Brasil no estuvo a su mejor nivel, aunque hizo su 50º gol ante Ghana.

Poul Nielsen (Dinamarca) - 52 goles en 38 partidos
Nielsen fue un delantero prolífico y estrella indiscutible de la selección danesa a principios del siglo XX, y medallista de plata en los Juegos Olímpicos de 1912. Como amateur, al igual que la mayoría de los grandes jugadores por aquellos años, anotó 26 goles ante Noruega y 15 ante Suecia. Su apodo era 'Gorrón', porque cuando era joven solía colarse en los estadios para ver los partidos sin pagar.

El danés Jon Dahl Tomasson
El danés Jon Dahl Tomasson©Getty Images

Jon Dahl Tomasson (Dinamarca) - 52 goles en 112 partidos
Quizás el jugador más importante de Dinamarca en los tiempos modernos, Tomasson colgó las botas en 2011 dejando su selección como máximo goleador. "Siempre tuve una carrera encaminada para el éxito y pienso que logrado todo lo posible en mi trayectoria. No podría haberlo hecho mejor", dijo. El seleccionador nacional Morten Olsen, se mostró en la misma línea al decir, al decir que el trabajador delantero era "el jugador total del equipo".

Lajos Tichy (Hungría) – 51 goles en 72 partidos
Tichy se convirtió en el máximo goleador de Hungría después de que Puskás abandonase España, anotando cuatro goles en la fase final del Mundial de 1958 y tres más en el de 1962. Su poderoso disparo le ayudó a ganarse el nombre de ‘El Bombardero de la Nación’. Tres años después de su fallecimiento en 1999 le añadieron a su cuenta oficial dos goles más de un amistoso ante Líbano, elevando la cifra de 49 a 51 tantos.

Hakan Sükür (Turquía) - 51 goles en 112 partidos
No fue un accidente que el fútbol turco progresase a principios de la década de los 90 con la emergencia de una nueva estrella de fútbol en el país. Hakan hizo el gol más rápido en la historia de una Copa Mundial de la FIFA cuando a los once segundos marcó para Turquía en la lucha por el tercer puesto ante Corea del Sur en la fase final de 2002. Pero fue su habilidad dentro del área la que le valió para ser apodado por los medios europeos como el 'El Toro del Bósforo'.

Thierry Henry (Francia) - 51 goles en 123 partidos
Ganar la Copa del Mundo 1998 y la UEFA EURO 2000 fueron algunos de los grandes logros de Henry en su brillante carrera, pero además eclipsó al Presidente de la UEFA Michel Platini al convertirse en el máximo goleador al alcanzar 51 goles. Rapidísimo en su juventud, mantiene su inteligencia y su definición para hacer goles hasta el final de su carrera.

Wayne Rooney (Inglaterra) - 50 goles en 107 partidos
Vaya días está viviendo el número 10 de la selección de Inglaterra, que igualó el récord histórico de goles con la selección inglesa de Sir Bobby Charlton en la victoria de Inglaterra por 0-6 sobre San Marino el pasado sábado. El inglés fue internacional por primera con 17 años en 2003, y demostró su potencial con sus goles en la UEFA EURO 2004. Aunque quizá le costó responder a las expectativas que se habían creado tras ese magnífico inicio, finalmente rompió su gafe en los Mundiales en Brasil 2014, y ya ha dejado su nombre inscrito en la historia.

Arriba