Los momentos más memorables de Schweinsteiger

Desde su primera sufrida internacionalidad en 2006, la alegría de 2014 y la desesperación de este verano, el centrocampista alemán ha disfrutado de una gran carrera internacional.

Bastian Schweinsteiger ya no jugará más con la selección de Alemania
©Getty Images

Bastian Schweinsteiger ha anunciado su retirada internacional después de una distinguida carrera con 120 internacionalidades, la consecución de la Copa Mundial de la FIFA y de una multitud de aficionados ante su figura. UEFA.com repasa los mejores momentos con su selección.

©Getty Images

Su primer partido con Alemania
Un año y medio después de su primer partido oficial con el FC Bayern de Múnich, Schweinsteiger se incorporaba a la selección alemana. Fue en la UEFA EURO 2004 en Alemania.

El jugador de 19 años estaba preparando el Campeonato de Europa Sub-21 de la UEFA cuando el seleccionador Rudi Völler le preguntó si quería unirse a la selección absoluta y así es como empezó su excepcional carrera internacional. La fotografía muestra a "Schweini" en su primera internacionalidad con Alemania en un partido amistoso contra Hungría en el que perdieron los germanos por 2-0 durante la preparación para la EURO. 

©Getty Images

Una llave para abrir la cuenta
Schweinsteiger terminaría marcando 24 goles en su carrera con Alemania. Los dos primeros goles llegaron en un partido amistoso contra Rusia en junio de 2005 que finalizó en empate 2-2.

"Basti nos está dando mucha alegría", dijo el seleccionador Jürgen Klinsmann en este momento. "El pasado otoño él se encontraba en una situación difícil, ya que jugaba en tercera división, en el segundo equipo del Bayern, pero ha hecho un trabajo muy constante. Es emocionante verle atravesar por un este proceso de aprendizaje".

©Getty Images

El sufrimiento del número uno
Cuando el "cuento de verano" de Alemania durante la Copa Mundial de la FIFA en 2006 llegó a su precipitado fin en la semifinal contra Italia, Schweinsteiger fue una de las personas más abatidas en un mar lleno de caras tristes en Dortmund.

No sería la última desilusión en la carrera de Schweinsteiger, pero si una que más tarde le marcaría.

©Getty Images

Un remedio parcial
Schweinsteiger fue quien ayudaría a los aficionados alemanes a secarse sus lágrimas justo unos días después en Stuttgart. El centrocampista, que por aquel entonces tenía 21 años, marcó dos bellos goles contra Portugal que le sirvieron para ganar el premio al Jugador del Partido y a Alemania para ganar la medalla de bronce.

"Acabamos de olvidar el partido contra Italia, la vida continúa", dijo el mediocentro después del partido. El "cuento de verano" tuvo un final feliz y las imágenes de euforia de Schweinsteiger en la celebración de sus goles en un partido intrascendente, lo convirtió en un jugador favorito para los aficionados más allá de las fronteras de Múnich.

©Getty Images

La amistad
La carrera internacional de Schweinsteiger ha sido y siempre estará estrechamente unida a la trayectoria de Lukas Podolski. Ambos participaron en la selección en la EURO 2004 como los más jóvenes y encarnaron una nueva generación de futbolistas alemanes.

Diez años después la buena onda del dúo "Poldi y Schweini" alcanzó los titulares de la Mannschaft. Ellos se divirtieron y bailaron sobre el terreno de juego de Maracaná con la Copa del Mundo entre sus manos.

©Getty Images

La mejor actuación
En la Copa del Mundo 2010 Scheweinsteiger alcanzó la cima de su carrera con respecto a su calidad técnica y su valor estratégico para Alemania. Siempre pareció que disfrutaba en los partidos contra Argentina y especialmente durante el encuentro de cuartos de final en Sudáfrica.

Magistralmente interceptó los ataques de Argentina y desbarató el inicio de las contras. Schweinsteiger silenció las pocas críticas recibidas que decían que no asumía la suficiente responsabilidad. La lesión de Michael Ballack antes del inicio del campeonato ya no fue tema de conversación.

©Getty Images

El guerrero
Después de cuatro años y de nuevo teniendo como rival a Argentina, aunque ahora estaba ante el escenario más grande posible. Durante 120 minutos Scheweinsteiger sufrió muchas faltas pequeñas pero también graves.

Cada vez sacaba una falta, hasta el final estuvo sangrando y cojeando. La recompensa a esa actuación tan sacrificada es eterna. Alemania consiguió una victoria final por 1-0 y Scheweinsteiger añadió el título de la Copa Mundial a su larga lista de premios. 

©Getty Images

Sin final feliz
Aunque Schweinsteiger carecía de una buena forma física y llevaba sin jugar muchos meses antes de la UEFA EURO 2016, su gran admirador Joachim Löw nunca dudó de llevarlo a Francia. El capitán volvió a reaparecer saliendo como suplente en la victoria de Alemania contra Ucrania por 2-0, llegando a marcar el segundo gol, pero se le negó otro título después de perder en las semifinales contra la anfitriona.

"A lo largo de sus 120 internacionales, he experimentado momentos indescriptiblementes hermosos y bonitos. El título en la EURO 2016 habría significado mucho para mí, pero no estaba destinado para mí y tengo que aceptarlo", escribió Schweinsteiger en un mensaje a sus aficionados.

"Al ganar la Copa del Mundo en 2014 logramos algo histórico y emocionante. No voy a ser capaz de repetir esto en mi carrera. Por tanto, es justo y razonable dejarlo aquí y desearle a la selección todo lo mejor en la Copa Mundial en 2018".

Vea a Bastian Schweinsteiger marcar su último gol con Alemania
Vea a Bastian Schweinsteiger marcar su último gol con Alemania
Arriba