Francia vuelve a reinar 20 años después

La selección francesa logró su segunda estrella tras vencer por 4-2 en la final de la Copa Mundial de Rusia a una Croacia que nunca se rindió.

Francia con su segunda Copa del Mundo
Francia con su segunda Copa del Mundo ©Getty Images

Tras la decepción de perder la UEFA EURO 2016 en su casa, Francia logró ganar la Copa Mundial de la FIFA 2018 tras vencer por 4-2 a Croacia en la final en el Estadio Luzhniki de Moscú.

Tanto Didier Deschamps como Zlatko Dalić no hicieron modificaciones en sus respectivos onces respecto a los duelos de semifinales. La gran duda en los croatas, Ivan Perišić, finalmente pudo ser de la partida en un duelo histórico para su equipo.

Mario Mandžukić introduce el balón en su propia portería
Mario Mandžukić introduce el balón en su propia portería©Getty Images

Croacia comenzó dominando durante los primeros 15 minutos de la finalísima pero sin crear ocasiones claras sobre la portería de Hugo Lloris. A partir de ahí, Francia despertó y en el minuto 18 se adelantó en el marcador. Un saque de falta de Antoine Griezmann lo introdujo de cabeza en su propia portería Mario Mandžukić al intentar despejar el balón. Danijel Subašić no pudo evitar el 1-0 en su estirada. Era el primer tanto en propia en las historias de las finales.

Sin embargo, los croatas no se vinieron abajo y lograron empatar diez minutos después. Ivan Perišić, tras una dejada de Domagoj Vida, se acomodó el balón y desde dentro del área fusiló a Lloris batiéndole por su palo izquierdo. Con 1-1 en el luminoso, el plan de ambos combinados no cambió. Croacia siguió teniendo la pelota en su poder y Francia quería sentenciar la contra.

Ivan Perišić en el momento de hacer el 1-1
Ivan Perišić en el momento de hacer el 1-1©Getty Images

Y si en el 18' y el 28' llegaron los primeros tantos, en el 38' llegó el tercero. Y de nuevo nació de otra acción a balón parado. Un córner rematado por N’Golo Kante fue tocado con la mano por Perišić, y Griezmann desde los once metros no perdonó al engañar a Subašić para situar el 2-1 al final de los primeros 45 minutos.

Paul Pogba celebra el 3-1
Paul Pogba celebra el 3-1©Getty Images

El segundo tiempo comenzó con Croacia buscando el empate y Lloris lo evitó al despejar un tiro de Ante Rebić. Pero no quién no perdonó antes de que se cumpliera la hora de juego fue Paul Pogba. El centrocampista del Manchester United con un potente disparo desde la frontal batió a un Subašić que no pudo reaccionar.

El 3-1 dejó totalmente abatidos a los croatas y Francia pronto aumentó la ventaja con un tiro desde fuera del área de Kylian Mbappé, que de esta manera se sumó a la fiesta cuando faltaban 25 minutos para el final del choque. Aunque Mandžukić seguidamente tras un grave error de Lloris acortó distancias y su selección siguió buscando otro tanto para meter miedo al combinado galo, éste no llegó.

Así, 20 años después de ganar la Copa del Mundo en su casa en 1998, Francia vuelve a reinar de la mano de Didier Deschamps. En aquel año logró el título siendo capitán, y en esta ocasión, ha guiado desde el banquillo a un joven selección hacia el éxito.

Arriba