La UEFA se reúne con los Secretarios Generales de las federaciones miembro

Los partidos a puerta cerrada fueron el centro de la discusión.

UEFA via Getty Images

La UEFA se ha reunido hoy por videoconferencia con los 55 Secretarios Generales de las federaciones miembro para discutir en particular el posible regreso gradual de los aficionados a los partidos UEFA.

Esta reunión forma parte del proceso de consulta que la UEFA está llevando a cabo en la actualidad, también en estrecha colaboración con las autoridades sanitarias y los gobiernos, para estudiar la viabilidad y el impacto de un posible regreso de los aficionados a los estadios en las competiciones de clubes y selecciones nacionales de la UEFA.

Los participantes de la reunión de hoy subrayaron la necesidad de que se apliquen medidas higiénicas y sanitarias estrictas para garantizar la salud de todos los presentes en un partido antes de permitir el regreso de los aficionados.

La UEFA mencionó que sería muy pronto para permitir a los aficionados participar en los partidos de la UEFA Nations League que se disputarán a principios de septiembre, y que se deberían realizar partido(s) de prueba para estudiar con precisión el impacto de los espectadores en los protocolos médicos actuales.

La UEFA sugirió emplear la Supercopa de la UEFA, que se jugará el 24 de septiembre en Budapest, como partido piloto en el que se podría permitir la entrada de un número reducido de espectadores.

También se debatió la cuestión de la cuarentena de los jugadores, en particular para los partidos de las selecciones nacionales con jugadores procedentes de clubes extranjeros que podrían correr el riesgo de ser sometidos a medidas de cuarentena al regresar a su país de residencia.

Se alentó a las federaciones miembro a que se dirigieran a sus gobiernos para solicitar exenciones para los jugadores y los miembros de los equipos (los llamados corredores internacionales que ya existen en varios países). El hecho de que, de todos modos, los jugadores se sometan a pruebas periódicas como parte del Protocolo UEFA para el Regreso del Fútbol relativo a la reanudación del fútbol debería garantizar que esas exenciones no representen ningún riesgo para la sociedad. También se subrayó que los partidos deberían seguir adelante si no se pudieran obtener tales exenciones para algunos jugadores y que, por lo tanto, se les podría impedir viajar.

Las federaciones miembro también tendrían la opción de solicitar el traslado de un partido a una sede neutral si las condiciones internas actuales pudieran poner en peligro la organización del partido.

El resultado de los debates de hoy se presentará al Comité Ejecutivo de la UEFA en los próximos días para que se tomen decisiones acerca de los asuntos tratados.