Empoderando a los árbitros para actuar contra el racismo: el procedimiento de tres pasos de la UEFA

Toda la información sobre el procedimiento de tres pasos de la UEFA para ayudar a los árbitros a hacer frente a incidentes de racismo en los estadios.

©UEFA.com

La UEFA aprobó las guías oficiales para ayudar a los árbitros a manejar los incidentes de racismo en el interior de los estadios en su reunión del Comité Ejecutivo celebrada en Lituania en 2009.

Como parte de un procedimiento de tres pasos, las guías garantizan a los árbitros el poder de inicialmente parar el partido, y si el comportamiento racista prosigue, abandonar el mismo.

Primer paso

Si el árbitro advierte un comportamiento racista, o es informado de él por el cuarto árbitro, parará el partido. Entonces pedirá que se haya un anuncio por el sistema de megafonía pidiendo a los espectadores que detengan inmediatamente cualquier comportamiento racista.

Segundo paso

Si el comportamiento racista no cesa tras la reanudación del partido, el árbitro los suspenderá durante un periodo razonable de tiempo, por ejemplo, de cinco a diez minutos, y pedirá a los equipos que se retiren a los vestuarios. Se llevarán a cabo más anuncios por el sistema de megafonía.

Tercer paso

Como último recurso, si el comportamiento racista continua tras la segunda reanudación, el árbitro podrá abandonar definitivamente el partido.

El delegado de la UEFA responsable del partido ayudará al árbitro, a través del cuarto árbitro, a determinar cuando el comportamiento racista ha cesado. Cualquier decisión de abandonar el partido será tomada solamente después de que todo el resto de medidas hayan sido implementadas y el impacto de abandonar el partido en la seguridad de jugadores y público haya sido evaluado.

Tras el partido, el caso será remitido a las autoridades disciplinarias de la UEFA.

Arriba