Informe de los parámetros de las licencias de clubes

El tercer informe del máximo órgano del fútbol europeo acerca del juego limpio financiero llega en un momento clave antes de las introducción de las medidas que buscan asegurar la estabilidad del fútbol europeo.

Xisco Nadal (Levante UD) y Jordi Alba (Valencia CF)
Xisco Nadal (Levante UD) y Jordi Alba (Valencia CF) ©Getty Images

La UEFA ha publicado su tercer informe sobre los parámetros de las licencias de clubes en el fútbol europeo que abarca los resultados financieros de cerca de 650 clubes de élite que forman parte de las 53 federaciones miembro de la UEFA.

El Panorama de los Clubes de Fútbol Europeo es un informe de unas 100 páginas publicado en cuatro idiomas, inglés, francés, alemán y ruso. El documento llega en un momento clave para el fútbol europeo a raíz de las medidas financieras relacionadas con el juego limpio introducidas por la UEFA destinas a frenar los problemas financieros que están afectando al fútbol europeo de clubes.

El informe de 2010 incluye el estado financiero de 664 clubes, el 90 por ciento de ellos son clubes de primer nivel. La mayoría de la información se obtiene directamente de los clubes después de que las entidades hayan aportado información financiera a las federaciones nacionales como parte de los requisitos para obtener la licencia de clubes.

El documento incluye otras cuestiones no relacionadas con las finanzas como pueden ser, entre otras cosas, los últimos resultados sobre las licencias de clubes y la evolución de las licencias; la información sobre el tamaño y la estructura de los campeonatos nacionales, el promedio de asistencia y la tendencia de asistencia, las estructuras de los estadios y el grado de ocupación, la relación entre los recursos financieros y los éxitos sobre el terreno de juego o las diferencias entre los países en el mercado de fichajes. El estilo del informe es muy visual con gráficos, ejemplos y un apartado de preguntas y respuestas. Una de las cuestiones es si el apoyo de los aficionados está perdiendo peso si nos fijamos en el aumento de los triunfos a domicilio en el fútbol europeo.

La segunda parte del informe analiza las financias de los clubes en detalle en todo Europa, a nivel nacional e individual de clubes. Ésta comienza con un mensaje positivo ya que a pesar del período de recesión económica, los ingresos del fútbol siguen creciendo. En total los ingresos de los clubes de las máximas categorías en 2009 aumentaron un 4.8 por ciento, alcanzando un récord de 11.7 billones de euros. De cualquier modo, se han podido observar varios signos de dificultad financiera junto al aumento de los ingresos como el crecimiento de los costes de un 9.3 por ciento, un dato que ha impactado de forma severa la rentabilidad de los clubes y ha contribuido a un registro total de pérdidas netas de 1.179.000.000 euros, casi el doble que en 2008.

Más de la mitad de los principales clubes europeos tuvieron pérdidas, con un preocupante 28 por ciento de los clubes presentando informes de importantes pérdidas equivalentes al gasto de 12 euros por cada 10 euros ingresados. Más de uno de cada ocho auditores de los clubes expresaron sus dudas sobre si ciertos clubes podrían continuar su funcionamiento como empresa, debido a estas pérdidas, así como muchos casos de dependencia de equipos de propietarios individuales y/o a la presencia de hojas de balance precarias.

Los salarios de los jugadores representan los costos más importantes de los clubes de fútbol y el porcentaje de los ingresos pagados a los empleados aumentó de un 61 por ciento a un 64 por ciento durante el período. Las transferencias también disminuyeron como consecuencia de la falta de liquidez lo se tradujo en un aumento de las dificultades financieras de los clubes que se basan en las ingresos de las transferencias para mejorar su resultado neto.

En particular, este impacto negativo afectó a muchos clubes, que son tradicionalmente exportadores de jugadores como los equipos franceses, holandeses y portugueses. Un total estimado de 800 millones de euros, valor de las tasas de transferencia, no se pagarán en los próximos doce meses. El informe señala que las inversiones en el fútbol juvenil siguen siendo bajas y que los principales clubes de la ligas en general, optan  antes por alinear a jugadores con experiencia y con altos salarios o prefieren la contratación de jugadores formados en otros clubes.

La asistencia media a los partidos se mantuvo estable o descendió ligeramente en la mayoría de los campeonatos nacionales, lo que refleja el difícil periodo económico en el que nos encontramos y la falta de nuevas inversiones en un área donde sólo el 19 por ciento de los clubes es propietario de su propio estadio. Esta situación tiene un impacto directo en los beneficios que pueden ser generados por los clubes de fútbol. Por otro lado, la mayoría de los clubes carecen de un control sobre cuáles son potencialmente sus mayores recursos y no pueden explotarlos más allá de los días de partidos.

Los desafíos financieros explicados más arriba son comunes en los clubes de las principales categorías de las 53 federaciones nacionales, según indica el informe. Sin embargo, a esto se añade que la situación es aún peor a medida que se baja en la pirámide del fútbol, donde el riesgo de insolvencia y la bancarrota es mucho más alto que en las divisiones superiores.

En este contexto, refleja el informe, la implementación de este nuevo sistema de Licencias de Clubes de la UEFA y de las Regulaciones del Juego Limpio Financiero busca animar a los clubes a mejorar su gestión económica y a lograr un balance equilibrado entre beneficios, gastos e inversiones. El informe comunica que si las nuevas regulaciones fueran aplicadas hoy, varios clubes no lograrían cumplir con ellas, y en particular con la regla del equilibrio, que es el pilar del concepto del juego limpio financiero. Los clubes necesitan adaptarse ahora, advierte el informe, para prepararse para el día de mañana.

La iniciativa económica de la UEFA está destinada a las competiciones europeas, pero el informe expresa el deseo de que medidas similares sean introducidas a nivel nacional, con los beneficios a largo plazo que conllevaría.

La puesta en funcionamiento de estas nuevas reglas, concluye el informe, desafiará a muchos clubes a poner en orden su situación económica. El máximo órgano del fútbol europeo, sin embargo, cree el tratamiento sistemático de los actuales problemas es la única forma de garantizar la limpieza de las competiciones, así como la disciplina económica y la estabilidad a largo plazo.