Kuipers, listo para la gran final

El árbitro de la gran cita de la UEFA Europa League charló con UEFA.com sobre el orgullo de dirigir este tipo de encuentros en su propio país o acerca de su método de trabajo.

Cuando Björn Kuipers haga sonar su silbato para dar inicio a la final del miércoles de la UEFA Europa League 2013 se convertirá en el primer árbitro que dirige un encuentro en su propio país en 22 años, desde el italiano Tullio Lanese en la final de la Copa de Europa de 1991 en Bari. El colegiado de 40 años habló con UEFA.com sobre el honor que supone, lo mucho que conoce el Amsterdam ArenA y cómo una carrera sobre una playa llena de viento fue más agradable de lo que parece.

UEFA.com: Felicidades, ¿cómo se siente antes de arbitrar un encuentro tan importante?

Björn Kuipers: Te sientes bien. Estoy muy feliz de conseguir dirigir una final de la Europa League. Y es en mi propio país, eso es perfecto. Sí, me sorprendió mucho cuando me lo dijeron porque creía que no podía dirigir la final un árbitro del país donde se disputaba el partido. Es algo muy especial ya que es en Holanda y es una final.

Recuerdo que estaba en una playa cuando recibí la llamada. Estaba realizando un entrenamiento en la costa holandesa y Pierluigi Collina me llamó. Estoy muy orgulloso. Estoy contento por mi equipo, feliz de darle la noticia de que teníamos la final y también pienso en la gente que me ha ayudado a llegar a esto: mis entrenadores, la gente de UEFA, la gente de la federación holandesa, mi equipo. Es un trabajo muy duro, pero nos dieron un premio.

UEFA.com: ¿Podría hablarnos sobre el estadio? ¿Qué cree que hace especial a esta sede?

Kuipers: Conozco muy bien el estadio. He arbitrado muchas, muchas veces al Ajax, y es un estadio genial. Ámsterdam es una gran ciudad para albergar la final. El estadio es fantástico y ya no quedan entradas. Las instalaciones son geniales, así que esperamos una muy buena noche. 

UEFA.com: ¿Qué se siente cuando camina por el túnel de vestuarios hacia el campo, con los equipos detrás de ti y una multitud animando?

Kuipers: Siempre es un momento especial. Cuando era un joven árbitro, nunca pensé en arbitrar en la élite. Era mi afición. Y ya puedes ver cómo ha ido todo, lo rápido que ha ido. Cuando salgo, con los equipo detrás de mí, y suena la canción… Es una gran sensación, algo genial.

UEFA.com: ¿Cómo se prepara un partido tan grande?

Kuipers: Nos hemos preparado durante mucho tiempo. Como he dicho antes, si tenemos un nombramiento tenemos muy claro nuestro proceso. El pasado viernes tuvimos una reunión para analizar el Dortmund - Real Madrid. Nos reunimos en equipo, analizamos todo lo ocurrido en nuestros partidos, lo que hicimos bien, los errores, y en qué podemos mejorar.

Y lo hacemos siempre después de los partidos. Así que si me preguntas cómo me preparo, tenemos todo en cuenta: lo físico, el análisis de los equipos, nuestros partidos anteriores… Así que no es una hora de trabajo, se tarda mucho tiempo para estar listo para un partido así. Y hablo sólo de mí. Yo soy el árbitro y la responsabilidad es mía, pero no actúo solo. Necesito a mi equipo. Estoy muy feliz con mi equipo. Hemos tenido muy buenas actuaciones durante el pasado año.

UEFA.com: Estuvo al cargo de la Supercopa de la UEFA de 2011. ¿Es diferente cuando camina hacia el campo como árbitro de una final que como en un partido normal?

Kuipers: Sí, está claro, una final es una final. Cada partido es importante, pero dirigir una final es genial. Pero no arbitraré de una forma distinta a como lo hago en otro partidos. Sigue siendo un encuentro entre dos equipos. El equipo arbitral es el tercer equipo: estamos preparados y espero dirigir el partido muy bien. Lo verás este miércoles.