Los árbitros se llevan una gran experiencia

El Europeo sub-19 está siendo de gran ayuda en el aprendizaje diario de los colegiados que hacen vida en el torneo que se disputa en Lituania.

Los árbitros Orel Grinfeeld y Martin Strömbergsson charlan con UEFA.com
Los árbitros Orel Grinfeeld y Martin Strömbergsson charlan con UEFA.com ©Sportsfile

Además de alimentar el futuro del talento futbolístico de Europa, la fase final del Campeonato de Europa Sub-19 de la UEFA también proporciona a los árbitros del torneo una gran oportunidad para perfeccionar sus habilidades de desarrollo.

Jozef Marko, miembro del Comité de Árbitros de la UEFA, asistió a la fase final y aseguró que ha quedado particularmente impresionado por el nivel del arbitraje en el primer campeonato sub-19 celebrado en Lituania.

"Los árbitros ya han demostrado sus cualidades y en base a ello fueron seleccionados para el torneo, el proceso es muy simple. Los árbitros aquí no son principiantes. La mayoría de ellos han estado en la lista FIFA durante cuatro o cinco años y han demostrado su calidad durante un periodo de tiempo", afirmó.

Los árbitros oficiales están en contacto todos los días con la base en Kaunas, con reuniones y sesiones informativas organizadas por la Comisión de Árbitros, así como los regímenes de entrenamiento físico que forma una parte importante de su curva de aprendizaje. "Organizamos varios seminarios para ellos y mostramos vídeos emitiendo información metodológica. Observamos el progreso. Muchos de los árbitros van paso a paso. Algunos han dirigido a nivel sub-17 o en otros torneos, así como los partidos de competición de clubes de la UEFA. El proceso es seguir e incrementar su calidad.

"El objetivo aquí en Lituania es enseñar a los árbitros a llegar al máximo nivel de interpretación de las Leyes del Juego. Proteger la salud de los jugadores y la imagen del juego también es importante en el camino de alcanzar el nivel requerido por la UEFA", comentó Marko.

Sacando tiempo de su apretada agenda, dos de los árbitros, Orel Grinfeeld de Israel y Martin Strömbergsson de Suecia, afirmaron a UEFA.com que esa experiencia hasta ahora ha sido tanto instructiva como gratificante. "Estar aquí representa una gran oportunidad y es un gran paso en mi carrera. Estuve en Serbia hace un mes para la Ronda Élite, pero esta es mi primera vez en un Europeo Sub-19. Para nosotros es muy importante aprender en un torneo de gran nivel y aprendes cosas nuevas cada día", afirmó Grinfeeld.

Strömbergsson coincidió con él, añadiendo: "Nosotros hablamos todo el tiempo sobre respeto, y me refiero a todos, desde los entrenadores pasando por los jugadores y hasta los árbitros. Aquí hay una relación muy buena entre los jugadores y los árbitros. Mi primer partido en la fase final fue donde se enfrentaron el anfitrión Lituania y Holanda, y mi percepción es que hubo mucho juego limpio entre ambos equipos".

Adaptándose a la constante preparación de los árbitros tanto dentro como fuera del campo es su único deseo para progresar y este torneo les va a ayudar a mejorar de cara a las cosas que puedan llegarles a un futuro cercano. "Mi sueño es dar el siguiente paso y arbitrar un partido de la UEFA Champions League. Amo el fútbol y veo ese torneo todo el tiempo", afirmó Strömbergsson.

Mientras tanto, un aparición en la UEFA EURO, está en la lista de deseos de Grinfeeld. Sin embargo, por ahora, ambos están encantados de aprender en el duodécimo Campeonato de Europa Sub-19 de la UEFA.

Arriba