Bigon elogia a los héroes por un día

El fútbol amateur es "parte de la fábrica social de Italia" segun el embajador de la fase final de la Copa de las Regiones de la UEFA que se celebrará este junio en el Véneto.

El embajador de la Copa de las Regiones de la UEFA Albertino Bigon habla en el sorteo en Abano Terme
©FIGC

El embajador de la fase final de la Copa de las Regiones de la UEFA, Albertino Bigon, comprende muy bien lo que significa esta competición. "Este es un evento muy importante, porque el fútbol amateur involucra a miles de personas, jóvenes y no tan jóvenes”, declaró el veterano entrenador de 65 años, nacido en Padua, dentro de la región del Véneto que acogerá la fase final de 2013 entre el 22 y el 29 de junio. "Es parte de la fábrica social de Italia".

La Copa de las Regiones de la UEFA es el centro de atención para los soldados de a pie del fútbol europeo, aquellos que juegan por amor al fútbol y no de forma profesional. Y aunque Bigon ganó la Recopa de la UEFA y la Serie A como jugador del AC Milan en los años 70, sabe el talento que existe en el fútbol no profesional. "Cuando era entrenador de un equipo profesional, me lleve a dos o tres jugadores al irme a un club profesional y lo hicieron muy bien. Hay ocho equipos aquí (en la fase final) y estoy seguro de que veremos algunos buenos jugadores".

Futbolistas de pasadas ediciones han tenido luego exitosas carreras profesionales. El central Kostadin Stoyanov llegó a la final en 2007 en casa con la región de Yugoiztochen, y luego ha jugado con el PFC CSKA Moskva y con la selección búlgara absoluta. "No hay que subestimar a este torneo. Antes de 2007 nunca había ni soñado con jugar con Bulgaria, pero ahora es una realidad gracias a la Copa de las Regiones", declaró el jugador de 27 años.

Uno de los finalistas de la Copa de las Regiones de la UEFA de 2001 en Braga, el lateral derecho Tony, ya ha conseguido levantar un título en Rumanía y jugar la fase de grupos de la UEFA Champions League con el CFR 1907 Cluj. Con su actual equipo, el FC Paços de Ferreira, que finalizó tercero en Portugal la pasada temporada, el jugador de 32 años podría regresar esta campaña a la fase de grupos de la máxima competición continental. "Mentiría si dijera que en el año 2001 creía que iba a jugar en la mejor competición de clubes de Europa. Nunca olvidaré el torneo que me permitió convertirme en profesional de este deporte", admitió el futbolista.

Convertirse en profesional, sin embargo, no es el objetivo de la mayoría de los jugadores que llegan a Veneto, ya que muchos de ellos tienen carreras exitosas al margen del fútbol o son estudiantes con grandes perspectivas. Una vez más, Bigon resumió cuidadosamente el caracter distintivo de la Copa de las Regiones de la UEFA: "Siempre le dije a mis hijos y mis nietos que juegan al fútbol que se diviertan, que lo pasen bien y nunca se olviden de los valores más importantes de la vida: la honestidad, la disciplina y concentrarse en lograr tus objetivos. La escuela es lo primero y después viene el fútbol".

Arriba