El Véneto recuerda su victoria del 99

"Fue alucinante, lloré de alegría", declaró Michele De Toni recordando su gol en la prórroga ante Madrid en la final de la primera Copa de las Regiones en 1999.

Los jugadores del Véneto y de Madrid antes de la final de la Copa de las Regiones de la UEFA de 1999
©UEFA.com

Han pasado 14 años desde que el Véneto se alzó con la primera Copa de las Regiones de la UEFA, pero para Michele De Toni, autor del gol ganador en el tiempo extra para vencer a Madrid por 3-2, parece que fuera ayer.

"Es el mejor recuerdo de mi carrera deportiva. Fue un partido difícil contra el equipo español, pero a pocos segundos del pitido final, en el tiempo añadido, hicimos un último ataque. El balón llegó a mi pierna derecha, la que no es mi favorita, pero le pegué bastante bien para anotar. Cuando me di la vuelta, todo el mundo en el estadio estaba en pie y los jugadores del banquillo corrieron hacia mí para celebrarlo. Fue increíble. Lloré de felicidad", contó a UEFA.com.

Emociones tan fuertes como ésta son el núcleo de la Copa de las Regiones de la UEFA, que destaca la excelencia que existe en el fútbol amateur. Tal y como en la edición inaugural de la competición, Véneto vuelve a organizar el torneo este verano y otro miembro de aquel equipo ganador de 1999, Roberto Padrin, reconoce la importancia del evento en los jugadores que lo disputan.

"Es fútbol en estado puro. Un lugar donde las relaciones entre las personas son mucho más importantes que el resultado en el terreno de juego", asegura Padrin, actualmente alcalde de la ciudad de Longarone, en el norte de Italia. "El fútbol es una escuela de vida, especialmente para los más jóvenes, y puede ser un instrumento útil para el desarrollo personal", subrayó.

"El ambiente fue alucinante. La parte competitiva empezó con el saque inicial y acabó con el pitido final. El resto fueron amenas conversaciones, intercambios culturales y entrega mutua de objetos personales: ‘tú me das tu camiseta y yo te doy mis botas’ fue un ejemplo. Este tipo de relaciones son el corazón de este torneo", añadió Loris Bodo, entrenador del equipo del Véneto.

Entre el 22 y el 29 de junio, la Copa de las Regiones llevará todavía más pasión a este territorio en el que el fútbol tiene unas fuertes raíces. Gente como Roberto Baggio o Alessandro Del Piero nacieron en el Véneto, y Padrin cree que su región mostrará su habilidad y pasión como anfitriona una vez más.

"Los cimientos del fútbol profesional residen en el fútbol base. Espero que la Copa de las Regiones sea el escenario ideal para que jugadores jóvenes que trabajan duro a diario puedan seguir persiguiendo su sueño", declaró.

Arriba