El Atlético, con pie y medio en los cuartos