Mantener la calma será clave

Motta comentó que tanto él como sus compañeros en el Inter están muy tranquilos antes de afrontar la vuelta de las semifinales ante el Barcelona tras el 3-1 de la ida.

Thiago Motta (FC Internazionale Milano)
Thiago Motta (FC Internazionale Milano) ©Getty Images

En ojos de algunos observadores, el trabajo duro ya está hecho. El FC Internazionale Milano se enfrentó a una difícil tarea en Italia cuando comenzó perdiendo ante el actual campeón FC Barcelona en el partido de ida de las semifinales de la UEFA Champions League de la semana pasada, pero después llegó la remontada.

El conjunto nerazzurri se convirtió en el primer conjunto en toda la temporada en hacer tres goles al Barcelona, y todo ello en un espacio de 31 minutos, lo cual dejó al equipo italiano cerca de la final del 22 de mayo. Thiago Motta, sin embargo, que regresará al que fue un día su estadio en el partido de vuelta de este miércoles, insiste en que aún no hay nada hecho.

"Fue un paso importante ganar en San Siro contra el Barcelona, pero sabemos que este partido en el Camp Nou sera duro porque el Barcelona juega bien en casa. Sabemos que una semifinal de Champions ante el Barcelona tendrá el campo lleno con la afición animando a los de casa y es normal. Jugar en casa siempre es importante, como nosotros en San Siro con la aficion animando", dijo el brasileño.

"En el campo son once contra once, y nuestro once hará lo que pueda por estar en esa final, que es en lo único en lo que pensamos. Creo que lo merecemos. Si ganamos al Barcelona, significará que estamos en la final, una final a la que queremos llegar, y será una satisfacción enorme si llegamos a la final juntos", añadió Motta.

El Barcelona sabe que es un equipo muy fuerte en frente de su público, y esta temporada ha conseguido marcar cuatro goles o más en nueve encuentros en el Camp Nou. Sobre esto, Motta cree que el equipo de José Mourinho tiene que tener un delicado equilibrio entre la salvaguardar el resultado que ya tienen, e ir a matar la eliminatoria.

"Vamos a jugar a nuestro estilo, igual que hicimos en San Siro, pero mañana será seguramente un partido distinto. Éste es el partido más importante ahora. Jugaremos como siempre, fútbol de ataque, no dejando espacios al Barcelona. Tras el 3-1 en San Siro, tenemos que hacer todo lo posible por pasar, pero estamos tranquilos y espero jugar un gran partido", comentó el jugador del Inter.

Diego y Gabriel Milito, que podrían enfrentarse dentro del terreno de juego si el último es el elegido para suplir al sancionado Carles Puyol en el centro de la defensa, serán dos de los jugadores que más centren la atención. "Creo que los dos hermanos quieren ganar y los dos harán lo posible por ayudar a sus equipos. Será un partido especial para los dos, pero espero que gane Diego", sentenció.

Anexo