UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

Cuando todo empezó

Este domingo se cumple el 20 aniversario de la victoria del United ante el Barcelona en la final de la Recopa de la UEFA, encuentro que lo inició todo para Ferguson en el banquillo del conjunto inglés.

1991 UEFA Cup Winners' Cup final ©Getty Images

Este domingo se cumple el 20 aniversario del partido que lo empezó todo para Sir Alex Ferguson en el banquillo del Manchester United FC. Antes de derrotar al FC Barcelona en la final de la Recopa de la UEFA en Rótterdam, los 'Red Evils' habían estado 23 años sin levantar un título europeo. Aquella victoria por 2-1 abrió el grifo y desde entonces se han conseguido muchos más trofeos.

"Fue un gran paso al frente, no hay duda de eso. El planteamiento táctico del Barcelona en la final nos puso las cosas muy difíciles en la primera parte. Jugaron con dos extremos y sin delantero centro, y llenaron el centro del campo con más jugadores. Una vez que nos organizamos en el descanso, fuimos mejores. Fue una noche maravillosa para nosotros", dijo Ferguson a la revista oficial del club Inside United.

Los 44.000 espectadores de De Kuip vieron como los hombres dirigidos por Johann Cruyff, entre los que estaban Michael Laudrup, Ronald Koeman y un gran número de internacionales españoles, no podían aguantar la presión inglesa. El United se adelantó en el 68' por medio de Mark Hughes, que jugaba ante su ex equipo y remató una falta botada por Steve Bruce.

Siete minutos después, el propio Hughes hizo el segundo al batir a Carlos Busquets (padre de Sergio). A falta de diez minutos para el final, Koeman redujo distancias con un lanzamiento de falta. A pesar de la expulsión de Nando, el Barcelona siguió apretando y tuvo muchas ocasiones para lograr el empate. "Fueron los diez peores minutos de mi vida", reconoció Ferguson. Pero el United se llevó el título y cambió su suerte.

Todo lo que había ganado el United en los 20 años anteriores a esa final de Holanda eran cuatro FA Cups, incluida la de la temporada anterior. Desde entonces, ha conquistado otras cuatro, además de 13 títulos de liga, la Supercopa de la UEFA 1991 y dos UEFA Champions League. Puede sumar otra más si derrota al Barcelona en la final que se disputará el 28 de mayo en Londres.

La actual plantilla del club debe mucho a aquellos empleados de 1991, que fueron quienes sentaron las bases de estos éxitos recientes. Ryan Giggs ha estado todos estos años en el equipo de Sir Alex Ferguson. Si el United consigue ganar, habrá gente que se acuerde de la primera vez que ambos conjuntos se vieron las caras en una final continental. Pero, ¿cómo sería ahora el panorama europeo si Clayton Blackmore no hubiese sacado ese balón justo en la línea de gol hace 20 años?