UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

Exhibición blanca por la vía rápida

Real Madrid CF - GNK Dinamo Zagreb 6-2
Cuatro tantos en los primeros 20 minutos desmantelaron al Dínamo por completo y otorgan al Madrid la primera plaza del Grupo D.

Exhibición blanca por la vía rápida
Exhibición blanca por la vía rápida ©UEFA.com

Sin excesivos problemas aseguró el Real Madrid CF la primera plaza del Grupo D de la UEFA Champions League al imponerse por 6-2 al GNK Dinamo Zagreb en el Estadio Santiago Bernabéu. Cuatro goles en 20 minutos dieron al equipo de la capital de España su victoria número 250 en competiciones europeas y le permitirán jugar en casa el partido de vuelta de los octavos de final.

Ya en las horas previas al partido se destacó la posible presencia del turco Nuri Şahin en el once titular blanco como el gran aliciente de este choque de la quinta jornada de la fase de grupos. El ex jugador del Borussia Dortmund era titular por primera vez desde su llegada al Real Madrid ante un equipo que llegaba a Chamartín sin puntos y sin goles a favor en las cuatro primeras jornadas. Tal vez por esta razón José Mourinho acompañó a Şahin de otros jugadores poco habituales en sus alineaciones como el portero Antonio Adán, José Callejón o Raphaël Varane.

Y estos jugadores dejaron rápidamente claro las ganas que tienen de gozar de más minutos. En la primera jugada de ataque de los blancos Fábio Coentrão le puso el balón en el pico del área a Karim Benzema, éste se la dio a Mesut Özil y el alemán la devolvió atrás para que el delantero galo hiciera el 1-0 antes de que muchos aficionados hubieran ocupado sus asientos.

No pasó mucho tiempo más para ver otros dos tantos blancos. En el minuto 7 fue Benzema el que se convirtió en asistente dejando el balón muerto en el borde del área para que José Callejón la estrellara contra la red rival con un inapelable derechazo. Y sólo dos minutos después Gonzalo Higuáin levantó una vez más de sus asientos al público del Bernabéu con una preciosa vaselina ante la que nada pudo hacer Ivan Kelava. Tres goles en menos de diez minutos para dejar claro la ambición de un equipo diseñado y concebido para ganar la UEFA Champions League.

Lógicamente el desenfreno goleador de los primeros compases del partido se frenó con el paso de los minutos y el Dínamo tiró de orgullo para acercarse al área de Adán. El brasileño Sammir, de lejos el hombre con más calidad en los visitantes, articulaba todo el ataque croata y suyas fueron las primeras arrancadas del Dínamo. Pero el Madrid no estaba dispuesto a abandonar el ritmo de récord y en el minuto 20 Özil hizo gala de su particular sangre fría para definir en el área como el mejor de los delanteros y poner el 4-0 en los marcadores del Bernabéu.

Superada la media hora el Madrid volvió a apretar y Benzema estuvo cerca de hacer el quinto con un disparo colocado desde fuera del área que despejó bien a córner Kelava. Especialmente él y Özil estaban en estado de gracia y cada jugada en la que aparecían dejaba un detalle de clase o una ocasión. Mientras, en la parcela defensiva Lass Diarra y Varane dejaban claro que hombres como Pepe o Álvaro Arbeloa tienen las espaldas bien cubiertas. Los dos franceses frenaban una y otra vez los tímidos ataques croatas y luego sacaban el balón jugado a la perfección.

La segunda mitad iba a comenzar igual de bien para el Madrid que la primera. Un pase en largo de Raphaël Varane dejó solo a Callejón ante Kelava y el andaluz volvió a dejar patente su instinto goleador batiendo suavemente por bajo al portero del Dínamo. Poco antes, en el descanso, Raúl Albiol había salido al campo junto a Esteban Granero y Hamit Altıntop para dar descanso a tres titulares como Özil, Sergio Ramos y Xabi Alonso.

Este quinto tanto pareció desestabilizar por completo a un ya muy tocado conjunto de Zagreb. De no ser por Kelava, Higuaín hubiera convertido el sexto tanto blanco de la noche en una eléctrica jugada de Benzema. Sin embargo, iba a tener el francés el privilegio de poner la media docena de goles en el tanteador del equipo madrileño. En una pared magistral que Higuaín le devolvió de tacón, el delantero internacional francés batió por bajo a Kelava para seguir brillando en una competición que se le da particularmente bien.

Ya en la recta final del partido el Dínamo logró hacer el gol de la honra (y su primer tanto en la fase de grupos) en una buena internada de Luis Ibáñez por banda izquierda que el argentino completó con un centro perfecto que envió a la red Fatos Beqiraj de cabeza. Rápidamente contestó el Madrid con un disparo acrobático de Benzema al larguero, pero el último gol de la noche iba a volver a ser visitante. Con el tiempo ya cumplido Ivan Tomečak aprovechó un mal rechace de Adán para maquillar un poco más el resultado. Con esta goleada el Madrid sigue contando sus partidos por victorias y refuerza aún más su candidatura a llegar muy lejos en esta edición de la Champions.