UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

El Arsenal roza los octavos

Arsenal FC - Olympique de Marseille 2-0
Tras vencer al conjunto de Baup en Londres los hombres de Wenger tienen todo a favor para superar la fase de grupos.

El Arsenal roza los octavos
El Arsenal roza los octavos ©UEFA.com

El Arsenal FC cumplió con los pronósticos y se impuso sin excesivos problemas por 2-0 al Olympique de Marseille en el norte de Londres. Jack Wilshere hizo los dos tantos ingleses ante un conjunto marsellés que no reaccionó hasta la salida de Florian Thauvin y Mathieu Valbuena en la segunda mitad.

No pudo empezar mejor el partido para el cojunto londinense. En una contra perfectamente trenzada, el equipo de Arsène Wenger hizo llegar el balón al Jack Wilshere y el internacional inglés definió con exquisita elegancia para hacer el 1-0 a los 30 segundos de partido. El golpe descolocó al OM y los gunners tuvieron varias ocasiones para doblar su ventaja en los primeros diez minutos de choque.

Hasta el minuto 17 no creó peligro el conjunto de Élie Baup, que probó suerte mediante el internacional francés André-Pierre Gignac. Pero fue un acercamiento fugaz, porque el dominio era del Arsenal y eran los ingleses los que buscaban con más ahínco el segundo gol del partido. A la media hora Per Mertesacker estuvo cerca de hacer el 2-0 tras un balón largo que tocó primer Olivier Giroud.

En el minuto 37 Nicolas N’Koulou cometió un penalti sobre Wilshere, pero Mesut Özil no fue capaz de transformarlo al toparse con un excelente Steve Mandanda. Luego el Arsenal tuvo una falta muy peligrosa en la frontal del área, pero el partido se fue sin más goles al descanso.

En la segunda mitad el conjunto de Wenger salió con la misma determinación que en la primera mitad y un disparo rebotado en Kassim Abdallah estuvo cerca de batir a un Mandanda, que estaba siendo claramente el salvador de su equipo. El guardameta suplente de la selección gala paró el penalti y un par de ocasiones claras más, sirviendo de muro para evitar la goleada local.

Pero Mandanda no pudo hacer nada en el minuto 65, cuando Wilshere aprovechó una asistencia más de Özil para marcar a placer el gol de la tranquilidad para el Arsenal. Un tanto que dejaba muy tocado a un OM que había demostrado tener pocos recursos en la primera hora de partido.

Esto motivo que Baup moviera el partido sacando a dos de sus jugadores más peligrosos, Mathieu Valbuena y Florian Thauvin. Y la mejoría del juego marsellés fue evidente, estando a punto de acortar distancias en el minuto 74 con un buen control y posterior remate de Thauvin que rechazó bien Wojciech Szczęsny. Ambos jugadores volvieron a ser protagonistas tres minutos después, cuando de nuevo el portero polaco del Arsenal intervino para detener un disparo de Thauvin que se colaba ajustado al poste derecho de la portería del Arsenal.

Siguió empujando más tímidamente el OM hasta el final del choque pero el 2-0 no se movió dejando al Arsenal virtualmente clasificado en el Grupo F.