Mestalla frena al Barça

Un arranque intenso del Valencia fue suficiente para crear problemas al equipo de Valverde, que tuvo que conformarse con un empate a uno.

©Getty Images

El duelo en Mestalla no pudo comenzar con más ritmo. Gol en el primer minuto de Ezequiel Garay tras un córner muy mal defendido por el Barcelona que logró rematar el central argentino en el segundo palo.

Espoleado por la tempranera ventaja, el cuadro ché tuvo dos ocasiones más para ampliar la ventaja en los diez primeros minutos, pero en una de ellas, obra de Michy Batshuayi, el luso Gonçalo Guedes hizo un mal gesto y tuvo que ser sustituido con ostensibles muestras de dolor.

Fue un punto de inflexión en el partido. Poco a poco la intensidad del Valencia fue disminuyendo y entonces  apareció Leo Messi para con un zarpazo desde la frontal, tras una soberbia dejada de Luis Suárez, igualar el partido y despertar al Barça.

A partir del tanto azulgrana, el dominio del equipo de Ernesto Valverde fue total. Mucha presión arriba, recuperaciones muy rápidas y luego jugadas largas manteniendo la posesión. Nelson Semedo estuvo especialmente incisivo por banda derecha y Luis Suárez empezó a ganarle la partida a los centrales valencianistas, pero el choque llegó empatado al intervalo.

La segunda mitad arrancó mucho más igualada. El Valencia recuperó el pulso y volvió a rondar el área de Ter Stegen. El Barça tampoco le perdió la cara al partido y la contienda se igualó. Los cambios de ambos entrenadores buscaron dar un punto más a sus respectivos equipos. Rodrigo Moreno o Ousmane Dembélé saltaron al campo para dar oxígeno a sus ataques, pero el cansancio tras dos semanas cargadas de partidos empezaba a hacer mella.

Finalmente el 1-1 no se movió del marcador de Mestalla y el reparto de puntos deja al Barcelona sin liderato (el Sevilla es el nuevo líder) y al Valencia 13º en la tabla.

Arriba