UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

El "espíritu libre" de Jack Grealish

"Intento jugar cada partido como si estuviera jugando al fútbol en el sub-18 o sub-23 del Villa", dice el jugador a EURO2020.com.

Jack Grealish, centrocampista de Inglaterra
Jack Grealish, centrocampista de Inglaterra UEFA via Getty Images

Si un ordenador creara un futbolista ideal para captar la imaginación de los aficionados ingleses, es fácil pensar en Jack Grealish.

Después de todo, tiene los ecos de los héroes del pasado con el número 7 y el pelo brillante de David Beckham, una capacidad para el regate que recuerda a Paul Gascoigne y, bueno, elige el que más te gusta de los 'showmen' de la década de los 70 por sus medias bajadas. Incluso hay una canción en su honor de los Manor, titulada simplemente 'Jack Grealish' y con la frase 'Brum town Baggio' en honor al capitán del Aston Villa nacido en Birmingham.

Mira las celebraciones de Inglaterra y Kane
Mira las celebraciones de Inglaterra y Kane

Dicho esto, el joven de 25 años es un hombre único. Dentro de los estrictos parámetros del fútbol de élite actual, con toda su ciencia y datos y sistemas, ofrece algo de espíritu libre. Fuera del terreno de juego, es justo decir que rara vez es el primero en desayunar por la mañana. Y suele ser de los últimos en salir a entrenar en St George's Park. (En el Villa, cuando su entrenador Dean Smith, cambió la hora del entrenamiento a mediodía cada día, alegando los patrones de sueño de los jóvenes futbolistas de hoy en día, es difícil imaginar a Grealish, su capitán, quejándose).

Esa sensación de espíritu libre se percibe en la conversación con Grealish. Su afición a la siesta hizo que los periodistas que acudieron el jueves a St George's Park tuvieran que esperar un poco más de lo previsto para verle, pero la espera mereció la pena. Abierto y despreocupado, arrancaba carcajadas mientras se imaginaba a sí mismo como promotor de clubes nocturnos "en Tenerife o Ibiza" si sus sueños futbolísticos no se hubieran hecho realidad. Como señaló un colega después, fue como charlar con un tipo en el bar.

Truco del día: Grealish
Truco del día: Grealish

No se trata de restar importancia a la dedicación de Grealish. En su primera convocatoria preguntó a Southgate qué mejoras concretas podía hacer, como su trabajo sin balón. Sin embargo, ese espíritu libre también se ve en los días de partido. Cuando los aficionados gritan su nombre, como hicieron antes de que saltara al campo como suplente contra Escocia y Alemania, insiste en que no siente ninguna presión. Como dijo a EURO2020.com a comienzos del torneo: "Sólo intento jugar cada partido como si estuviera jugando al fútbol en el sub-18 o sub-23 del Villa". Y añadió: "Ya sabes, lo he hecho toda mi vida, así que ¿por qué iba a cambiar mi forma de jugar, o mi forma de hacer las cosas, sólo porque sea un partido más importante, quizás?".

Sin duda, hizo cosas contra Alemania tras su entrada en el minuto 69 en los octavos de final. Pasó el balón a Luke Shaw para que centrara el gol de Raheem Sterling en el minuto 75. Once minutos después llegó su propio centro para que Harry Kane marcara. No es de extrañar que esa noche estuviera demasiado emocionado como para dormir y que se quedara despierto hasta las 4 de la mañana volviendo a ver todo el partido.

Ésta es la cuarta asistencia de un suplente de Inglaterra en un gran torneo en los últimos 50 años. Dos de ellas se produjeron en la Copa Mundial de la FIFA 1986: Gary Stevens y John Barnes asistieron a Gary Lineker contra Paraguay y Argentina, respectivamente, y la tercera fue una carrera y un centro de Theo Walcott para el gol de Danny Welbeck contra Suecia en la EURO 2012.

"No creo que sea un secreto para nadie el motivo por el que el seleccionador me incorporó, y fue para intentar crear algo", declaró Grealish a EURO2020.com sobre su impacto. En los 115 minutos que ha estado sobre el terreno de juego en lo que va de torneo, ha dado dos asistencias (la otra la dio en su único partido como titular contra la República Checa) junto con tres uno contra uno, todos ellos con éxito.

Esto aumentará las peticiones para que sea titular en el partido de cuartos de final contra Ucrania, pero eso no está ni mucho menos garantizado, y no sólo por las "temibles" (palabra de Grealish) opciones de ataque de Inglaterra. Las molestias que le hicieron llegar a la EURO tras ser titular en sólo dos partidos con el Aston Villa desde febrero todavía requiere un poco de gestión. También existe el atractivo de utilizar a Grealish para que entre como revulsivo y corra hacia las defensas ya cansadas.

Si tiene que volver a ponerse la capa de súper suplente, estará preparado. "No creo que se necesite ninguna mentalidad", dijo sobre la adaptación a ese papel. "Es un juego de equipo. Yo no estaba en el once inicial (contra Alemania) y estaba en el banquillo, así que vas a entrar y tratar de influir en el juego. Tanto si eres atacante como defensa, eso es lo que vas a hacer. Si eres un defensa, vas a defender por tu vida, y si eres un atacante, vas a querer intentar marcar o crear. Y, afortunadamente, lo hice". La espera valió la pena, una vez más.

¡Descarga la app de la UEFA EURO 2020!