UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

La nueva sensación de Rumanía

La inauguración del nuevo Estadio Nacional de Bucarest, sede la próxima final de la UEFA Europa League, reunió a varias leyendas del fútbol rumano. "Este estadio ayudará a los jugadores a jugar y a mejorar", comentó Munteanu.

National Arena, Bucharest ©Getty Images

Algunos de los jugadores rumanos más importantes de las últimas décadas se reunieron este martes en Bucarest para la inauguración oficial del Estado Nacional de Bucarest, sede de la gran final de la UEFA Europa League 2011/12.

Los cuatro jugadores que jugaron más de 100 encuentros internacionales fueron las estrellas de una ceremonia que precedió al empate a cero entre Rumanía y Francia clasificatorio para la UEFA EURO 2012. Fueron László Bölöni (108 internacionalidades, ahora entrenador del PAOK FC), Gheorghe Popescu (115 internacionalidades), Gheorghe Hagi (125) y Dorinel Munteanu (134, ahora técnico del campeón rumano FC Oţelul Galaţi).

Los cuatro jugadores recordaron el viejo Stadionul 23 August – el último Estadio Nacional – que estaba en el mismo lugar del nuevo estadio, primera sede de élite de Rumanía. "Este estadio ayudará a los jugadores a jugar y a mejorar", comentó Munteanu, que liderará al Oţelul en su primera experiencia en la fase de grupos de la UEFA Champions League.

Mientras tanto, el embajador de la final de la UEFA Europa League, Miodrag Belodedici, que jugó en 53 ocasiones con Rumanía, añadió: "Es un estadio muy bonito, muy elegante. Algo que nunca había tenido Rumanía antes. La gente en Rumanía está muy contenta de ver nuevos estadios, de ver nuestras infraestructuras relacionadas con el deporte y espero que todo esto tenga un gran éxito".

El trabajo de demolición del viejo estadio comenzó inmediatamente después del partido de clasificación para la UEFA EURO 2008 ante Albania el 21 de noviembre de 2007. El Estadio Nacional de Bucarest ha tardado cuatro años en ser construido y cuenta con una capacidad de 55.000 espectadores, que incluyen 42 palcos con espacio para 504 invitados VIP. El techo se extiende por 29.600 metros cuadrados, mientras todo el estadio ocupa 108.420 metros cuadrados.

Cuando el Stadionul 23 August fue construido para 4º Festival Mundial de Jóvenes y Estudiantes de 1953 estaba en una aldea a las afueras de Bucarest. Este mismo lugar es ahora uno de los distritos con más actividad de la capital, a sólo 10 minutos del centro de la ciudad. Esta nueva casa de la selección ocupa ahora un puesto de honor en el desarrollo de Bucarest.

También simboliza lo que está por venir en el fútbol rumano. Este año se espera que se estrenen dos estadios más: el the Cluj Arena y el Stadionul Ilie Oană en Ploiesti.