UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

El 'hat-trick' de Suárez deja el triunfo en casa

RSC Anderlecht - AEK Athens FC 4-1
La exhibición del delantero argentino aseguró la victoria de los de Ariël Jacobs en el primer partido del Grupo L.

Milan Jovanović (a la derecha) es felicitado tras marcar el segundo gol del Anderlecht
Milan Jovanović (a la derecha) es felicitado tras marcar el segundo gol del Anderlecht ©Getty Images

Una eléctrica primera parte dejó el triunfo en casa para el RSC Anderlecht en la apertura del Grupo L.

Con el campeonato griego todavía sin empezar para el AEK Athens FC, el Anderlecht venció cómodamente con dos goles tempraneros de Matías Suárez y Milan Jovanović. A pesar que Leonardo recortó distancias poco después, Suárez aumentó la ventaja para que los 'mauves et blancs' disfrutaran en una segunda parte plácida. La frustración del AEK llegó con la expulsión en el minuto 77 de Kostas Manolas, poco antes que Suárez completase su 'hat-trick'.

El delantero argentino es la referencia del Anderlecht, que no está echando de menos la baja veraniega de Romelu Lukaku. La exhibición de la referencia de los belgas se inició tras una gran jugada de Fernando que finalizó Suárez a pesar de la presión de la defensa.

Jovanović convirtió el segundo poco después de la media hora de juego tras cabecear un libre directo rechazado por Dimitris Konstantopoulos.

Leonardo hizo el tanto del AEK a nueve minutos del descanso tras una gran jugada que inició en su propio campo antes de marcharse de dos rivales y lanzar un disparo con rosca que superó a Silvio Proto. La respuesta de Suárez fue inmediata con el 3-1 tras una jugada por la izquierda que definió para hacer su segundo tanto.

A los siete minutos del segundo tiempo Fernando pudo aumentar la ventaja de los belgas, en una jugada en la que Jovanović quiso devolver el favor al asistente del primer gol, pero Konstantopoulos abortó la ocasión. Tras la roja de Manolas, la miseria del AEK se completó cuando Sacha Kljestan inició una jugada en su campo antes de ceder a Suárez, que marcó el tercero y redondeó la goleada.