UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

Demasiado premio para el Olympiacos

FC Metalist Kharki - Olympiacos FC 0-1
Un solitario gol de David Fuster al inicio de la segunda encarrila la eliminatoria ante un Metalist que mereció más.

Demasiado premio para el Olympiacos
Demasiado premio para el Olympiacos ©UEFA.com

El Olympiacos FC de Ernesto Valverde ha sido mucho más práctico que su rival, el FC Metalist Kharkiv, y ha logrado una buena renta para disputar la vuelta de los octavos de final de la UEFA Europa League tras vencer 0-1 en Ucrania. El Metalist fue claro dominador del choque y atacó más pero le faltaron ideas en los metros finales. En el minuto 50, el español David Fuster cazó un balón en el área que acerca mucho el pase a cuartos ante un Metalist que mereció más.

El guión durante la primera mitad transcurrió según lo esperado y planteado por los técnicos de ambos equipos. El Metalist, máximo goleador del torneo, llevaba la iniciativa en busca del gol mientras que el Olympiacos, construido sobre el planteamiento defensivo entramado por Ernesto Valverde, esperaba en su campo. En los primeros minutos cada balón era disputado como si fuese el último pero a ninguno de los dos equipos les duraba mucho la posesión. No obstante, según avanzaron los segundos el choque fue adquiriendo un claro color local.

Cuando se cumplió el minuto 17', llegó el primer aviso serio del cuadro con un chut de Sebastián Blanco, tras una buena combinación en la media luna, que blocó en dos tiempos Balázs Megyeri. El Metalist tenía cogida la cara al partido y mandaba en el terreno de juego, con criterio y atacando con muchos hombres. Entre los minutos 25' y 30' el equipo heleno pasó muchos apuros para mantener su portería a cero pero ni Jonathan Cristaldo ni Cleiton Xavier estuvieron acertados en los metros finales.

El Olympiacos muy encerrado en su campo trataba de sacudirse la presión con tiros lejanos, realizados sin demasiado convencimiento. Sin embargo, la fórmula surgió efecto y el Metalist dio un paso atrás, lo que le permitió llegar al descanso con cierta tranquilidad.

Tras la reanudación el juego del equipo heleno sufrió un auténtico lavado de cara y optó por asumir más riesgos y por volcarse al ataque y el cambio de estrategia surgió un efecto inmediato. En el minuto 50, un centro desde la banda derecha de Kevin Mirallas lo cazó con un remate acrobático David Fuster, tras un mal despeje de Marco Torsiglieri.

El equipo de Valverde ya había logrado lo más complicado, adelantarse en el marcador. A partir de ese momento el Metalist se fue a la desesperada a por el empate, lo que provocó cierto desorden táctico, sobre todo en defensa, donde comenzaron a surgir muchos espacios. El objetivo del cuadro ucraniano era hacer al menos un gol y éste pudo llegar en el 54' pero el testarazo de Edmar salió por encima del travesaño.  Poco después fue Taison, tras una brillante jugada personal de Sosa, el que remató fuera con todo a favor para marcar.

En el tramo final del encuentro el Metalist realizó varios cambios, dando entrada a hombres de ataque, en busca de un empate que según pasaban los minutos parecía estar cada vez más lejos debido al buen rigor táctico del Olympiacos. Más se le complicaron las cosas al conjunto de Myron Markevich cuando se quedó con un hombre menos tras la expulsión, en el minuto 80, de Edmar.

Las acometidas finales del Metalist no puso en riesgo el triunfo del Olympiacos y el equipo de Valverde disputará la vuelta en su campo la próxima semana con la cómoda renta que le otorga el gol de David Fuster.