El Astra, preparado para Europa

El equipo rumano afronta esta semana el primer partido europeo de su historia después de un notable proceso de adaptación tras el gran cambio de identidad que sufrió el pasado año.

El portero Silviu Lung, con su compañero Seidu Yahaya
El portero Silviu Lung, con su compañero Seidu Yahaya ©Getty Images

El AFC Astra dará un paso hacia lo desconocido cuando participe por primera vez esta semana en un partido de competición de clubes de la UEFA, con el equipo rumano plenamente adaptado al gran cambio de identidad que sufrió el pasado año.

El Astra se encuentra preparándose para enfrentarse al NK Domžale esloveno en el primer partido de la primera ronda de clasificación de la UEFA Europa League de este jueves después de haber finalizado en la cuarta posición de la liga de Rumanía en la campaña 2012/13. Fue su temporada más exitosa, pero llegó después de que el club abandonase su hogar tradicional en Ploiesti para mudarse a Giurgiu, cerca de la frontera con Bulgaria y a unos 60 kilómetros al sur de Bucarest, cerca de la base de operaciones del hombre de negocios y propietario Ioan Niculae, quien siente que Giurgiu ofrece mayores oportunidades para la expansión del equipo.

El club ha sido muy bien recibido por los aficionados al fútbol de Giurgiu, aunque el cambio también ha traído consigo algunas problemas logísticos. Se trata de un pueblo de alrededor de 54.000 habitantes en el que sólo hay dos hoteles, por lo que el Astra tuvo que cruzar la frontera hacia Bulgaria el pasado mes de octubre para preparar su partido de liga ante el CSMS Iaşi debido a que ambos hoteles estaban completamente ocupados, uno por el Iaşi y otro por la celebración de una boda. Sin embargo, como prueba de su flexibilidad, el Astra ganó el partido por 1-0.

Tendrán que viajar de nuevo para jugar su partido en casa del próximo 11 de julio ante el Domžale, ya que su estadio no cumple con los requisitos de las competiciones UEFA. En su lugar, harán del Estadio Nacional de Bucarest su hogar temporal para comenzar una temporada europea que hasta hace poco sólo era un sueño.

De hecho, el club fundado en 1934 dejó de existir en 2003 tras una fusión con el FC Petrolul Ploieşti, aunque los esfuerzos de Niculae sirvieron para traer al equipo de vuelta en 2005. Comenzando a competir en ligas menores bajo el nuevo nombre FC Astra Ploieşti, volvieron a la máxima categoría en 2009 y reintrodujeron el blanco y el negro como colores tradicionales del club.

A pesar de que su lugar en la UEFA Europa League se lo deben a sus ex rivales del Petrolul, ya que su victoria en la Copa de Rumanía permitió que hubiera otra plaza europea disponible en la liga. Y gracias a ello el Astra está disfrutando ahora de un hecho sin precedentes. Ha conseguido esto con un equipo pequeño, en el que el entrenador de 41 años Daniel Isăilă cuenta con jugadores como el centrocampista japonés y capitán Takayuki Seto, además del delantero nigeriano Kehinde Fatai, máximo goleador del Astra la pasada temporada con 14 goles. Además, los internacionales rumanos Silviu Lung, Alexandru Matel y Valerică Găman añaden también sus propias cualidades al equipo.

El equipo de Giurgiu espera fortalecerse, a pesar de que no tienen prisa por acudir al mercado de fichajes. "Necesitamos algunos jugadores nuevos, pero tenemos que tomárnoslo con calma. Tienen que ser jugadores de calidad que ayuden al equipo, no tendría sentido traer nuevos jugadores sin razón. Pero si reclutamos algunos jugadores, lo haremos después de la primera ronda de clasificación. Para jugar contra el Domžale, necesitamos jugadores que estén acostumbrados a jugar entre ellos", aseguró Niculae.

"Estamos en negociaciones avanzadas por cuatro jugadores y deberíamos resolverlo esta semana. Tenemos que eliminar al Domžale. Hay una gran diferencia en la calidad de ambos equipos", dijo el presidente Dinu Gheorghe, quien espera que el Astra supere con éxito esta última aventura.