Echa un vistazo a cinco pasos de los que informa la Organización Mundial de la Salud y la FIFA para ayudar a detener la propagación del COVID-19.

1. Lavarte las manos 2. Toser con el codo flexionado 3. No tocarte la cara 4. Mantener una distancia física
5. Quedarte en casa si no te encuentras bien
Más información >

 

Las seis tandas de penaltis de las finales

Seis finales de la Copa de la UEFA y la Europa League se han decidido desde los once metros, y UEFA.com repasa lo más destacado de ellas con vídeos de los momentos decisivos.

Watch six classic penalty shoot-outs

Las tandas de penaltis garantizan el drama en cualquier final, y el RCD Espanyol tiene más motivos que nadie para odiarlas. Seis finales de la Copa de la UEFA y la UEFA Europa League se han decidido desde el punto de penalti, y UEFA.com repasa todas ellas.

1984: Tottenham Hotspur - RSC Anderlecht 1-1
(Global: 2-2, el Tottenham venció por 4-3 en los penaltis)

Arnór Gudjohnsen, cuyo hijo Eidur jugó más tarde en el Tottenham, tuvo la mala suerte de ver cómo su lanzamiento decisivo fue detenido por Tony Parkes, que fue titular en lugar del más experiementado Ray Clemence, todavía recuperándose de una fractura de clavícula. "Tony era un jugador joven con mucha confianza, un chico con una complicada adolescencia en el East End de Londres, y no tenía miedo. Era un buen parador de penaltis, tenía una habilidad natural", recordó su compañero Paul Miller.

1988: Bayer 04 Leverkusen - RCD Espanyol 3-0

(Global: 3-3, el Leverkusen venció por 3-2 en los penaltis)

Tras haber perdido el partido de ida por 3-0, el Leverkusen dio la vuelta a la eliminatoria con un triunfo por 3-0 en Alemania, y aunque Ralf Falkenmeyer falló en el primer lanzamiento de la tanda de penaltis, el Espanyol no consiguió marcar ninguno de los tres últimos, lo que permitió a Klaus Täuber firmar el tanto que daba el título al conjunto alemán. "Cuando marqué nuestro penalti e hice el 3-2 y después de que ellos fallaran, estaba eufórico, ¡lleno de endorfinas! Hubiera sido genial volver a vivir ese día solo una vez más más", comentó el delantero.

1997: FC Internazionale Milano - FC Schalke 04 1-0
(Global: 1-1, el Schalke venció por 4-1 en los penaltis)

El Schalke consiguió aguantar los nervios tras la derrota por 1-0 en Milán, y en la tanda decisiva de lanzamientos, Iván Zamorano y Aron Winter fallaron para el conjunto italiano. Marc Wilmots tuvo entonces la ocasión de hacer el gol del triunfo, y no falló. "Fue el tiro más importante de mi vida, y abrió nuevos horizontes para el Schalke. Fue una llamada de atención para que todo el mundo supiera quién era el Schalke, porque en 1997 era un club pequeño. Cada ronda que superábamos era un gran éxito para nosotros. Nadie esperaba que lográramos algo así", recordó Wilmots.

2000: Galatasaray AŞ - Arsenal FC 0-0
(t.p. , el Galatasaray gana 4-1 en los penaltis)

Gheorghe Popescu tuvo el honor de marcar el penalti decisivo en Copenhague para que el Galatasaray se convirtiera en el primer equipo turco en ganar un título europeo, pero el rumano no tiene demasiados recuerdos. "Solo recuerdo el momento en el que puse el balón en el punto de penalti y di unos pasos hacia atrás. Después de eso ya recuerdo estar tras los aficionados, siendo abrazado por los demás jugadores. Probablemente no me acuerdo bien por la alegría inmensa de haber marcado el penalti", afirmó a UEFA.com.

2007: RCD Espanyol - Sevilla FC 2-2
(t.p. , el Sevilla gana 3-1 en los penaltis)
El Espanyol se vio por segunda vez perdiendo una segunda Copa de la UEFA por penaltis. Antonio Puerta marcó el tercer y decisivo penalti de los andaluces después de que Andrés Palop parara los lanzamientos de Luis García, Jônatas y Marc Torrejón en la tanda de penaltis celebrada en Hampden Park, en Glasgow. "Antes de los penaltis estaba realmente nervioso. Los penaltis consisten en intuición y suerte, y esa vez estuvo de nuestro lado", admitió el portero tras la segunda Copa de la UEFA consecutiva del Sevilla.

2014: Sevilla FC - SL Benfica 0-0
(t.p. , el Sevilla gana 4-2 por penaltis)

La segunda derrota en la final de la UEFA Europa League en dos temporadas para el Benfica y tercer título del Sevilla en la competición. Todo se decidió cuando Kévin Gameiro terminó el trabajo que empezó Beto parándose los penaltis de Óscar Cardozo y Rodrigo. "Sé que es un jugador frio, un jugador que lleva bien la presión. Solo quería que marcara, así que cuando lo hizo fue como una explosión en el corazón. Mucho orgullo y alegría", declaró el portero portugués sobre el último penalti de la final.

Arriba