Equipo de la Semana de la UEFA Europa League

Los jugadores del Nápoles abundan en el equipo de la semana elegido por UEFA.com con cuatro futbolistas, un once que incluye dos defensas brasileños y una promesa de 19 años.

Gökhan Inler (tercero por la derecha) y Marek Hamšík (segundo por la derecha) lideran las celebraciones del Nápoles
Gökhan Inler (tercero por la derecha) y Marek Hamšík (segundo por la derecha) lideran las celebraciones del Nápoles ©Getty Images

Portero: Mathew Ryan (Club Brugge KV)El guardameta australiano demostró porque está tan bien considerado con una serie de paradas decisivas ante el FC Dnipro Dnipropetrovsk. Ruslan Rotan y Yevhen Konoplyanka (en dos ocasiones) probaron al portero del Brujas, que siempre respondió con éxito.

Defensa: Danilo Silva (FC Dynamo Kyiv)
Una entrada perfecta evitó una clara ocasión de Mohamed Salah y fue la medida de la buena actuación del lateral derecho brasileño. El Dínamo estuvo bajo presión ante al ACF Fiorentina, y Danilo Silva fue uno de los que evitó que los italianos se llevaran una victoria de vuelta a casa.

Defensa: Douglas (FC Dnipro Dnipropetrovsk)El brasileño volvió a destacar en el centro de la zaga de los ucranianos y ayudó a que el equipo de Myron Markevych dejara su puerta a cero. El jugador de 24 años estuvo valiente, mantuvo bien la posesión, interceptó un par de pases peligrosos y no dio opciones a que el Brujas se fuera del partido de ida con ventaja.

Defensa: Miguel Britos (SSC Napoli)El Nápoles está sufriendo bastante en defensa en la presente Serie A, pero en Europa están pletóricos tras conceder solo cinco goles en 11 partidos. Britos ha sido clave en esta buena trayectoria, y sus pases interceptados (ocho solo en la primera parte) fueron claves para la victoria por 1-4 de los napolitanos en Wolfsburgo.

Centrocampista: Gökhan Inler (SSC Napoli)
Fue el héroe silencioso de los partenopeos. Delante de la línea defensiva, el suizo amargó la vida a todos los jugadores rivales que se colaron en su territorio. Tanto en defensa como en la salida de balón estuvo brillante. De hecho, el jugador de 30 años ha completado más pases que ningún otro jugador en competición.

Centrocampista: Marek Hamšík (SSC Napoli)
El eslovaco admitió que no se esperaba un 1-4 en Alemania, pero gran parte del mérito de la victoria italiana debe ser para él y su conexión con José Callejón y Gonzalo Higuaín. Hamšík dobló su cuenta de goles en la presente UEFA Europa League con dos tantos más, logrados gracias a su perfecta lectura del juego.

Denis Suárez inspired the holders' comeback
Denis Suárez inspired the holders' comeback©Getty Images

Centrocampista: Denis Suárez (Sevilla FC)
El campeón se apoyó en los hombros del joven jugador gallego de 21 años, que entró en el partido en la segunda mitad. El futbolista cedido por el FC Barcelona desequilibró a la defensa rusa y marcó el gol de la victoria con una preciosa volea desde la frontal.

Centrocampista: Aleksandr Ryazantsev (FC Zenit)
Fue el primer partido como titular en el torneo del internacional ruso y justificó su presencia en el once. Fue el mejor de su equipo en España, haciendo mucho daño a la contra, y marcó el gol del Zenit.

Delantero: Obbi Oularé (Club Brugge KV)Sorprendentemente desbancó del once a Tom De Sutter, y el jugador de 19 años dejó una grata sensación. Un balón suyo en profundidad creó la mejor ocasión de la primera parte. Sin embargo, José Izquierdo falló en la definición ante Denys Boyko.

Delantero: Mohamed Salah (ACF Fiorentina)
No participó en la jugada del empate de los toscanos, pero el egipcio fue el jugador que más problemas le causó al Dínamo. Rápido en la salida con el balón, su marcador original tuvo que dejar el partido a los 24 minutos por lesión, algo que da  la medida de como hace trabajar a los rivales.

Delantero: Gonzalo Higuaín (SSC Napoli)El ariete argentino llevaba siete partidos sin marcar antes del choque de ida ante el Wolfsburgo, pero su actuación fue clave en la goleada de los suyos. Acabó con la sequía rápido y luego asistió a Hamšík en el 0-2 con un pase en profundidad perfecto. En la primera parte estuvo imparable.