"Esta temporada es un éxito"

El capitán del equipo ucraniano Ruslan Rotan y el delantero Yevhen Seleznyov analizaron la derrota ante el Sevilla por 2-3 en la final de la UEFA Europa League de Varsovia.

"Esta temporada es un éxito"
"Esta temporada es un éxito" ©Getty Images

• El FC Dnipro Dnipropetrovsk no pudo ganar su primera final continental
• Pese a ponerse por delante, los ucranianos vieron cómo Carlos Bacca decantaba la final
• "No nos dejaron jugar el partido que nosotros queríamos", afirmó Rotan
"Hemos perdido el partido más importante de nuestras vidas", reconoció Seleznyov

Ruslan Rotan, capitán del Dnipro
Es duro decirlo, pero podemos decir que esta temporada es un éxito. No hemos ganado el trofeo, estuvimos cerca, pero nuestro rival tomó ventaja de nuestros errores y, por desgracia, cometimos más errores que el Sevilla.

Hay que tener en consideración el rival. El Sevilla ha ganado la Europa League por segunda vez consecutiva. No nos dejaron jugar el partido que nosotros queríamos.

A veces nuestro problema fue que nos quedamos muy cerca de nuestra portería. Marcamos y después nos echamos atrás y recibimos dos goles. Tras eso igualamos el partido, tomamos la iniciativa y empatamos. Y después, en la segunda parte, el partido iba de un extremo a otro y entonces el Sevilla tomó ventaja de nuestro error.

Yevhen Seleznyov, delantero del Dnipro
Duele mucho, ya sabes. Cuando uno llega a la final sólo piensa en la victoria. Pero pierdes y a pesar de lo que hayas hecho antes sólo piensas que has perdido. Me duele personalmente. La medalla no ocupará ningún lugar en mi colección. Se la daré a mi hijo y le diré estas palabras: "Recuerda esto: sólo aceptes las medallas de campeón, no sea feliz con una medalla de segundo".

Me siento muy decepcionado y no sé qué decir. Marcamos, íbamos por delante y entonces nos marcaron dos goles. Tenemos que darle mérito al Sevilla. Esto es fútbol. Es un buen equipo. Pero es bueno verlo desde una perspectiva: llegamos a la final, hicimos cosas increíbles y vencimos a algunos grandes equipos.

Todo fue muy bien. Ganamos al Nápoles, al Ajax, al Brujas, al Olympiacos, superamos la fase de grupos… Llegamos a Varsovia para la final de un prestigioso torneo. Teníamos una oportunidad única en la vida, algo que no todo el mundo tiene, y pierdes. Duele mucho, aunque lo hemos dado todo.

Hemos perdido el partido más importante de nuestras vidas. No es una tragedia, pero emocionalmente es duro. No sé qué decir, es complicado. No hicimos nuestro trabajo, no hasta el final.