Los equipos serbios quieren hacer historia

El OFK y el Spartak Zlatibor Voda esperan hacer valer el gran resultado de la pasada semana, mientras el Estrella Roja tendrá que esforzarse al máximo para estar en la siguiente fase.

Duško Tošić, uno de los fichajes de este verano del Estrella Roja
Duško Tošić, uno de los fichajes de este verano del Estrella Roja ©Getty Images

Los tres equipos serbios que participan esta semana en la UEFA Europa League se enfrentan a diferentes obstáculos para alcanzar la ronda de play-offs. El OFK Beograd y el FK Spartak Zlatibor Voda esperan hacer valer el gran resultado de la pasada semana, mientras el FK Crvena Zvezda tendrá que esforzarse al máximo para estar en la siguiente fase.

El OFK logró un empate a dos ante el Galatasaray AŞ en el partido de ida de la tercera ronda de clasificación remontando un partido que perdía por 2-0 a falta de diez minutos. Según su entrenador Dejan Đurđević, la actitud de no rendirse nunca fue la que dio esperanza al equipo: "No tenemos miedo. Por supuesto respetamos a todos nuestros rivales, especialmente a un equipo tan fuerte como el Galatasaray, pero primero pediré concentración a los jugadores y que confíen en ellos mismos. Somos jóvenes y podemos tener una buena temporada si mantenemos nuestro sistema y seguimos con buen ambiente en el vestuario".

Đurđević ha construido un equipo de obreros, contrario al apodo del club (Los Románticos), pero no esto no es óbice para lograr un memorable éxito esta semana: "El resultado del partido de ida es fantástico para nosotros. En este momento estamos un paso más cerca de conseguir una plaza para los play-offs, pero nada puede ir mal entre ahora y el partido. Tenemos una gran base para la vuelta, que será una batalla, pero creo que nuestra afición disfrutará en Belgrado. Hasta el momento hemos hecho algo grande para el fútbol serbio y estoy feliz cuando veo a mis talentosos jugadores".

Por otro lado, el Spartak Zlatibor viajará al campo del FC Dnipro Dnipropetrovsk con un 2-1 a favor, otro resultado inesperado que se disputó en Novi Sad, a 140 kilómetros de la casa del equipo en Subotica. El técnico Dragan Miranović, que ha depositado su fe en los jóvenes valores, confesó: "El Dnipro es un equipo muy organizado que hizo muchas cosas buenas durante el partido, pero esto es increíble. Es una de las victorias más grandes de nuestra historia. Demostramos carácter, ganas y responsabilidad. Por supuesto, también tuvimos algo de suerte. El partido de vuelta será una nueva e importante prueba para nosotros. Veremos cómo respondemos bajo presión".

Será una historia muy distinta para el Estrella Roja, que la semana pasada cayó por 1-2 en casa ante el FC Slovan Bratislava a pesar de la presencia en el 'once' titular de sus fichajes de este verano: Duško Tošić, Ognjen Koroman y Dejan Milovanović (todos internacionales serbios). "Fue nuestro primer partido de esta nueva temporada y no estuvimos a un nivel para estar satisfechos. Queríamos jugar con más toque y por la bandas, pero por el contrario lo hicimos con balones largos a nuestros delanteros, lo que facilitó el trabajo de nuestro rival. Ahora sólo tenemos una posibilidad: trabajar duro y pensar en un partido de vuelta mejor en Eslovaquia. Es fácil decirlo, pero veremos si estamos mejor o no", subrayó el técnico Ratko Dostanić.

Arriba